«Hay que convocar al pueblo a un Referéndum consultivo sobre las sanciones»

Consultar a la población a través de un referéndum consultivo si está de acuerdo o no con las medidas coercitivas unilaterales aplicadas a Venezuela, sería una manera efectiva de dar un mensaje directo a los sancionadores.

Así lo aseguró este domingo el diputado a la Asamblea Nacional, Luis Eduardo Martínez, durante su participación en el programa Análisis Situacional que conduce el presidente de Hinterlaces, Oscar Schémel.

Explicó que el efecto de estas medidas ha sido devastador sobre la población, a pesar de ser una propuesta inútil, pues solo el 4% de los países donde ha aplicado sanciones ha funcionado, el resto de los países ha sido un fracaso.

«Estados Unidos comete un gravísimo error y además reconocen que donde la aplican no han tenido ningún efecto práctico, por el contrario, lo que hacen es atornillar a los gobiernos que desean reemplazar».

Detalló que en el caso de Venezuela hay diferentes cálculos, unos explican que las sanciones han afectado al país en el ingreso de 650 mil millones de dólares, otros dicen que son 23 mil millones de dólares entre ellos activos incautados. Además, hay daños que no son posibles cuantificar.

«Llego la hora de que la gente común y no los políticos se pronuncien sobre las sanciones y manden un mensaje poderoso a los sancionadores por eso he venido planteando que se convoque un Referéndum consultivo que permitirá evaluar el proceso como tal y decirle a Estados Unidos que el mismo pueblo venezolano está pidiendo que se levanten las sanciones. Si la población venezolana manda un mensaje claro al mundo es posible que avancemos», dijo.

Afirmó que una de las afectaciones de las medidas ha sido la migración, recientemente recibió un informe donde señalan que 3.125 venezolanos han desaparecidos en la selva del Darién.

A su juicio las sanciones representan un crimen de lesa humanidad y articulares y el Estado debe hacer un informe para presentarlo ante la Corte Penal Internacional (CPI).

Destacó que un especialista en conflictos que visitó hace poco Venezuela explicó que el país reunía todas las condiciones para generar una Guerra Civil, sin embargo, hay dos razones que lo evitan, el carácter del venezolano y la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).

ACCIÓN DEMOCRÁTICA

El político se refirió a la desconexión de Acción Democrática con el pueblo y la calificó como la razón de la deriva del Partido.

«Lo que desató la deriva del Partido fue la desconexión con los sectores populares y con los valores originarios, a medida que el Partido se desplazó se produjo ese deslave, muchos de ellos se marcharon con Hugo Chávez Frías. Ese pueblo adeco que se marchó hoy estoy seguro que regresará».

Agregó que en la actualidad predican un proceso de revisión de los estatutos del Partido que hay que avanzar y aunque la socialdemocracia nos une hay que tener claro que ni el capitalismo, ni el socialismo, ni el comunismo son los correctos.

«El modelo es la economía humanista que hace posible que se privilegien los ingresos y que se le dé prioridad absoluta a la inversión en el área de educación, salud y vivienda, que se cuide lo ambiental, hacer más productivas las empresas, otorga confianza al capital extranjero, proteger a los emprendedores y que los trabajadores disfruten de más beneficios».

Agregó que hay un nuevo empresariado con una gran conciencia social dispuesto a participar en el proceso de recuperación económica.

Respecto a los sectores radicales en lo político y económico que siguen apostando a la privatización sin límites, de las empresas básica, afirmó que ese es un modelo que ha fracasado al garantizarle a la gente lo mejor, una mejor calidad de vida. Un empleo de ellos es que se haya anunciado la privatización de PDVSA.

«A los que dicen que el modelo rentista hay que dejarlo atrás les aseguro que si hay que dejarlo atrás pero no es el pasado en el presupuesto nacional aprobado para el 2023 fue de 170 mil millones de bolívares y 40 mil son autorización para deudas y de los 130 restantes 110 provienen de actividades vinculadas a la actividad petrolera, «así que seguimos dependiendo del petróleo a pesar de que las criminales sanciones afectaron la producción y exportación los ingresos se derrumbaron de 40mil millones de dólares a 750 millones de dólares hace dos años».

ASPIRACIÓN PRESIDENCIAL

El diputado aseguró que quiere ser presidente de Venezuela porque está convencido que su formación en el sector público y privado, su sensibilidad social, conocimientos nacionales e internacionales, su convicción de que todos somos importantes y que es necesario un gran entendimiento pueden ayudar al país.

«Necesitamos una economía con un alto contenido social, con ingresos suficientes, salarios, sueldos y pensiones que se correspondan con un buen sistema de salud social, un país del siglo XXI. La salida debe ser en paz, electoral y sostenible y la Fuerza Armada debe seguir siendo un factor importante de Venezuela y va a tener un factor fundamental en nuestro proceso», precisó.

«Hay que votar menos por emoción y más por la razón»

«La gente vota neurótico, por emoción ¿Y al otro día qué?, porque viene la decepción porque le están vendiendo a la gente que el 29 ya esto se acabó, no señores», dijo este domingo el candidato presidencial Benjamín Rausseo.

Te puede interesar