La amenaza se cumplió; según una denuncia pública que hiciera el presidente Nicolás Maduro, los primeros días de enero Estados Unidos habría amenazado a los diputados de oposición, diciendo que quien no votara por la reelección de Juan Guaidó al frente del parlamento, sería sancionado.

El lunes 13 de enero se hizo público que La Oficina de Control de Bienes en el Extranjero del departamento del Tesoro estadounidense, incluyó en su lista de sancionados al actual presidente de la Asamblea Nacional, Luis Parra y el resto de la directiva recién desginada. De igual forma fue incluido en las sanciones el diputado Jose Brito, quien propuso sus nombres para la junta directiva.

A pesar de que los parlamentarios sancionados José Brito, Negal Morales, Franklyn Duarte, José Gregorio Noriega, Conrado Pérez y Adolfo Superlano, son abiertamente opositores al Gobierno del presidente Maduro, en el informe se detalla que el Departamento del tesoro los identifica como «funcionarios del Gobierno venezolano».

Aún después de haberse demostrado que Juan Guaidó y el resto de diputados tenían acceso garantizado al Palacio Federal Legislativo el passado 5 de enero, día de la elección de la nueva junta directiva, la institución norteamericana insiste en que los diputados sancionados colaboraron para bloquear el ingreso de Guaidó e impedir su reelección.

La coacción estadounidense es pública y notoria una vez más, cuando en el documento que notifica respecto a las sanciones reza que las sanciones pueden revertirse «si se ponen del lado del pueblo de Venezuela y de Juan Guaidó como su líder legítimo». Por su parte, el enviado especial de Estados Unidos para Venezuela, Elliott Abrams, anuncio recientemente que su Gobierno otorgará fondos para el sector de la AN que dirige Guaidó

Vale recordar que los diputados que ocupan la actual directiva de la AN, forman parte de un movimiento opositor dentro del parlamento denominado «la rebelión de las regiones». Un grupo de parlamentarios provenientes de los estados del país, descontentos con la gestión de Guaidó, quienes han acompañado las denuncias de corrupción en su contra, hechas por Humberto Calderón Berti.

A la fecha de la publicación de esta nota, se conoció que el Tribunal Supremo de Justicia venezolano ordenó a la directiva del Poder Legislativo encabezada por Luis Parra, presentar un informe sobre el acto parlamentario del pasado 5 de enero, en la cual resultaron electos. Tal medida obedece a un recurso de amparo introducido ante la máxima autoridad judicial por el ciudadano Enrique Ochoa Antich contra la Asamblea Nacional, en especial, contra los ciudadanos Luis Parra; Franklin Duarte y José Noriega así como Juan Guaidó; Juan Pablo Guanipa y Carlos Berrizbetia quienes pretenden asumir funciones paralelas como junta directiva del parlamento.

Prensa Hinterlaces