Oxfam impuestos América Latina
Oxfam: Más impuestos para la recuperación de la economía en América Latina
Tiempo de lectura: 4 minutos.

En América Latina existen 280 multimillonarios, cuya riqueza equivale a 8 veces la inversión pública en educación de toda la región y 9 veces la inversión en salud. Con los impuestos que se dejan de percibir por incentivos fiscales de las empresas en algunos países latinoamericanos, se podría aumentar hasta 50% el gasto público en salud.

La otra cara de la moneda, la conforman las 215 millones de personas que hoy están en la línea de pobreza, es decir, 34,7% de la población. 83,4 millones de latinoamericanos están en situación de pobreza extrema, según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe.

Las desigualdades son abismales y se profundizan con la estela que la pandemia por COVID-19 deja en el mundo. En tal sentido, Hinterlaces.net entrevistó en exclusiva a Asier Hernando, director de Oxfam para América Latina. Vale reiterar que Oxfam es una confederación de Organizaciones No Gubernamentales a escala mundial, con la lucha contra la pobreza como propósito fundamental.

¿Qué proyecciones resaltan de la situación actual de la región frente a la pandemia?

Después de las últimas proyecciones, se habla de 40 millones de personas que pueden perder su empleo y 35 millones de nuevos latinoamericanos que pueden sufrir pobreza, pasando de 185 a 220 millones de pobres en la región. El índice de Gini, podría incrementarse de 0.5 a 6%, así que la pandemia pone a América Latina ante el espejo con las tareas pendientes de las ultimas dos décadas.

Por otra parte, 60% de los países de la región tenían niveles de endeudamiento por encima del 40%, eso les deja poco margen para endeudarse más. Un dato importante es que 6.7% del conjunto del PIB de la región se pierde en evasión fiscal. Solucionando el problema de evasión por parte de las cientos de empresas que tienen sus sedes en paraísos fiscales, la situación de América Latina podría mejorar. No es la única solución, pero si una medida que apuntaría en el camino correcto para que se comience a dar pasos a la reducción de la desigualdad y sea una región con menos posibilidades de ser foco de la pandemia global como lo es actualmente.

Otro aspecto importante es que 53% de los empleos de la región son informales y eso supone que las personas viven al día, entonces están en el complejo dilema de correr el riesgo de morir ante la pandemia o morir de hambre, es el dilema de la mitad de latinoamericanos ahora.

¿Oxfam qué ha debatido, recomienda la reactivación de las economías o no?

Recomendamos primero que se proteja a las personas y que solo se pueda reactivar la economía después de evaluar sector por sector, país por país, según sus circunstancias. Creemos que lo que debe privar es que absolutamente todas las medidas que se tomen, protejan la salud de las personas.

¿Se ha discutido respecto a la situación en Venezuela y las sanciones que impone Estados Unidos?

Estamos absolutamente en contra de todo embargo que pueda sufrir Venezuela o cualquier otro país del mundo, creemos que se tienen que levantar de manera definitiva; las disputas entre los países o los gobiernos no pueden afectar nunca la vida de las personas.

¿Cómo los países podemos superar el escenario que se nos viene encima luego de la pandemia?

Creo que América Latina va a superar ésto, como ha superado otras muchas crisis en el pasado, no me cabe la menor duda. La fortaleza de los latinos va más allá de quienes sean sus gobiernos, la enorme voluntad siempre de hacer lo posible por sacar adelante sus familias y comunidades, no hay pandemia que pueda frenar eso. Ahora bien, los gobiernos y élites políticas de la región tienen una enorme responsabilidad, pues el peso de esta crisis se debe dirigir a quienes pueden  afrontarlo reduciendo sus ganancias y no a quienes solo pueden afrontarlo reduciendo sus derechos.

Para nosotros las medidas que deben tomar los gobiernos para poder salir de esta crisis pasan por 4 en concreto:

  • Estamos a favor de un ingreso mínimo vital como recomienda Cepal, ya varios países lo están llevando a cabo.
  • Reformas tributarias extraordinarias, impuestos sobre las grandes fortunas. Con un impuesto del  1% de las ganancias de los grandes capitales, mucha de la presión que tenemos en el sistema de salud pudieran verse solucionados.
  • Impuestos a los servicios digitales que están teniendo tremendas ganancias como producto de esta crisis y a las empresas que están incrementando sus ganancias más de 10%.
  • Condicionar los salvatajes a las empresas. Más de 70% de los empleos formales vienen de pequeñas y medianas empresas, pero muchas veces los gobiernos salvan a las grandes. No estamos en contra, porque de ellas dependen miles de empleos, pero debe haber condiciones.

Además, hablamos de políticas de protección social que deben llevarse a cabo para que las personas puedan mantenerse en cuarentena. Estamos a favor de medidas como las del gobierno Argentina de protección social para que las familias cuenten con recursos para poder llevar los alimentos a sus casas en estas cuarentenas.

¿Pueden los Gobiernos de la región asumir este tipo de medidas por un tiempo prolongado?

Eso depende del Gobierno y de tres cosas:

  • Compromiso mayor por parte de los sectores más acaudalados. Después de la primera y segunda guerra mundial se incrementaron los impuestos a las personas que más recursos tenían; es el verdadero patriotismo que queremos ver en América latina.
  • Condonación o renegociación de las deudas. Lo que está  sucediendo en Argentina es muy importante ahora, no puede ser que los gobiernos no puedan llevar a cabo en esta situación, medidas de protección social porque deben pagar la deuda.
  • Cooperación internacional. En los últimos años se ha reducido la cooperación en América Latina. De la pandemia salimos todos o no sale ninguno; si los europeos quieren venir a Machu Pichu a hacer turismo, tienen que asegurarse de que acá no haya contagios, por ejemplo.

Las situaciones económicas, sociales y políticas en América Latina, hoy más que nunca están en movimiento. La pandemia ha aflorado contradicciones que podrían determinar el rumbo de la región y la forma en que afronta sus desafíos.

Jessica Sosa

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here