Ochoa Antich
Economía, política y militancia, los votos duros de las regionales

Luego del resultado electoral de este domingo en la elección de un nuevo gobernador para Barinas, el político y escritor venezolano Enrique Ochoa Antich, asegura que se reafirma la ruta democratica de cara a una nueva elección presidencial en 2024.

Basado en su opinión es necesario proponer unas primarias para escoger candidato unitario de la oposición democrática en 2024.

«Ésta es la primera lección que, a juicio de Enrique Ochoa Antich, debe extraer la oposición democrática de lo acontecido en ese estado llanero. Según su criterio, salió derrotado el gobierno y salió derrotada la prédica extremista abstencionista», dijo a través de la red social Twitter.

«!Les propondría a las diversas oposiciones pactar desde ahora unas primarias para el 23 de enero de 2024 sin necesidad de un parapeto tipo MUD», sugirió Ochoa Antich, y anunció que les presentará una propuesta al respecto.

Es del criterio de no perder energía ni tiempo en procurar un revocatorio que el gobierno podrá bloquear incluso legalmente, profundizando lo que los expertos llaman desesperanza aprendida y dándole vuelo al abstencionismo para 2024.

Además, opina que el cambio político debe ser pactado con quien está en el poder, como ha pasado en todas las transiciones democráticas pacíficas exitosas que en el mundo han sido (con Pinochet, los racistas de Sudáfrica, el franquismo, los comunistas de Europa oriental, etc.).

Es obvio que el revocatorio no es una opción de pacto para Maduro y su gente, dijo.

Según Ochoa Antich, el gobierno debe también extraer varias conclusiones, la primera de las cuales es que los abusos propios del partido no alcanzan para derrotar a un pueblo que está decidido a cambiar. También les pide a sus amigos en el gobierno hacer un alto en el camino y reflexionar.

«Hay que interlanizar como parte de su proyecto político la idea republicana de la alternancia democrática: no es ninguna tragedia dejar el gobierno para regresar a él más adelante, como ha ocurrido con la izquierda chilena y con el peronismo y como pasará con Lula», sentenció.

A tales fines, recomendó reiniciar las negociaciones en México con EEUU para el levantamiento de las sanciones y pactar con las oposiciones los términos de la participación del madurismo en la transición política que se derivaría de una eventual victoria de la oposición en las presidenciales de 2024.

Para ello será esencial asegurarle al chavismo su participación posterior en los Poderes Públicos y en la Fuerza Armada, una justicia transicional tanto para gente del gobierno como de la oposición, y a plenitud todos sus derechos políticos y civiles.

«El gobierno debe internalizar la idea de alternancia republicana y pactar su participación en una eventual transición política en 2024», finalizó.

Cortesía Enrique Ochoa Antich