Inflación en Venezuela
¿Seguirá bajando la inflación en Venezuela?

Para marzo de 2021, el nivel de inflación en la economía venezolana fue de 16,1%, según cifras publicadas por el Banco Central de Venezuela, lo que significa un descenso significativo de 17,67 puntos porcentuales en comparación con febrero. Con ello, se evidencia una tendencia de desaceleración durante el primer trimestre del año, pasando de 46,6% en enero para disminuir a 33,8% en febrero y descender aún más en marzo.  

Gran parte de este descenso de la inflación refleja un componente estacional en el tercer mes del año, ya que los agentes (personas y empresas) al cierre del 31 de marzo deben realizar el pago del ISLR, lo que conlleva a una venta activa de divisas para disponer de bolívares. Con esto se incrementa la demanda de bolívares con un mayor volumen de divisas ofertadas, lo que presiona a la baja el tipo de cambio y por tanto, se genera un menor efecto transferencia del componente cambiario a los precios del consumidor.  

Esta estacionalidad se observó claramente en marzo-2021, cuando el mercado cambiario tuvo estabilidad con un valor del tipo de cambio oficial descendiendo en 12,22%, al pasar de Bs. S 2.246.717:$ (01-marzo-2021) a Bs. S  1.987.185:$ (31-marzo-2021), con lo que se revirtió la volatilidad observada en enero y febrero (cuando el tipo de cambio oficial acumuló un incremento de 103,1%) y sustentado con una mayor intervención del BCV a través de las mesas de cambio con la venta de divisas a la banca nacional (principalmente euros).  

Por otro lado, se agrega la debilidad del consumo de los agentes (afectados por niveles de ingresos deprimidos; el salario mínimo de Bs. S 3.600.000/mes equivale a USD 1,81), restringiendo la posibilidad de incrementar los precios por parte de los oferentes (comerciantes y empresas) para poder mantener los niveles de venta.  

No obstante, a nivel interanual (marzo-2021 vs. marzo-2020), los precios han aumentado en 3.012,23% y han tenido en común una variación intermensual muy similar: 13,3% en marzo-2020 y 16,1% en marzo-2021.  

Durante los primeros tres meses de 2021 la inflación acumulada fue de 123,87%, nivel superior en apenas 3,86% en comparación a igual período del 2020, lo cual evidencia un comportamiento similar de los precios en ambos períodos; estabilidad.   

En lo que respecta al comportamiento de los precios por rubros, los componentes básicos registraron un incremento de precios menor a 22,0% durante marzo-2021: 1) Los alimentos y bebidas no alcohólicas aumentaron 13,58%, acumulando una variación de precios en el primer trimestre de 115,65%; 2) Alquiler de vivienda, con 15,1% y una inflación acumulada de 86,71%; 3)los Servicios de vivienda (excepto teléfono) aumentaron 21,42% y son la categoría con mayor inflación acumulada para lo que va del 2021, con 238,63%; 4) Salud, servicio cuyo nivel de precio aumentó en 21,74%; 5) Transporte, con un incremento de 19,8%; y 5) los Servicios de educación que aumentaron a penas 7,78% y siendo el rubro de menor variación para lo que va del año.   

Así, se conjugaron tres variables claves en marzo para un descenso importante de la inflación y con la cual se sale del nivel hiperinflacionario: 1) Estabilidad en el tipo de cambio  (teniendo inclusive un precio de la divisa menor); 2) Pago del ISLR; y 3)  Debilidad del consumo con impacto en los oferentes de bienes y servicios que mantienen sus precios para no perder volumen de venta.  

Es un buen síntoma que la economía registre niveles de inflación menores a 50% y más si la variación intermensual se ubica por debajo de 20,0%. Sin embargo, deben transcurrir doce (12) meses de forma continua sin variaciones superiores a 50,0% para salir de este tipo de tergiversación monetaria, supuesto que puede ser frágil de cumplir más no imposible.  

Históricamente en abril repunta la inflación, con lo cual es probable esperar un incremento de los precios en los próximos meses. 

Inflación mensual y acumulad en los últimos doce (12) meses:  

Elbano Mibelli