En medio de un nuevo orden mundial que se vive actualmente, el asesor financiero, experto en Geopolítica y Geoeconomía José Gonzáles, aseguró que el énfasis del conflicto contemporáneo no es ideológico, a su criterio este va más allá.

«Tratar de imponer esquemas ideológicos del Siglo XX no funciona porque los jóvenes no los quieren, no los aceptan, ni los entienden. El énfasis del conflicto contemporáneo no es ideológico», así lo refirió durante su participación en el programa Análisis Situacional que conduce el presidente de HinterlacesOscar Schémel.

Aseguró que el mundo vive un nuevo orden mundial que se acelera con la guerra entre Rusia y Occidente.

«Estamos en una época de revoluciones y no de reformas, en medida en que el bienestar que hemos alcanzado a nivel mundial, que va desde la China hasta Suiza, estamos en un orden donde se expanden las clases medias y el bienestar y la gente no está dispuesta a renunciar al bienestar», destacó.

Para el especialista el futuro tiende a ser más reformista, «ya no es una lucha entre capitalismo y comunismo, sino que es una discusión entre democracia y autoritarismo y el conflicto con Ucrania no ha hecho más que acelerar el proceso. Hay una mala distribución del ingreso y las riquezas, pero hay un bienestar globalizado la gente vive mejor de lo que vivía hace 40 años».

Asimismo, aseguró que el mundo vive una época actual similar a la que se vivió en el siglo XIII, en medio de una guerra y una pandemia.

Impacto de la crisis global en América Latina

Gonzáles, se refirió a la transformación política en Latinoamérica, «hay una transformación política importante en América Latina ya los planteamientos no son de izquierda, hemos pasado de la modernidad a la postmodernidad, la metamodernidad es la propuesta al futuro», dijo.

Asimismo, se refirió al progresismo de América Latina y destacó que la ideología también está cambiando.

Referente a Venezuela explicó que el conflicto en Ucrania y la guerra entre Rusia y el Occidente este generando una crisis en el sector energético que no se esperaba. «Hace años se creía que el petróleo se acabaría sin embargo el Fracking nos demostró que hay más petróleo del que se pueda consumir. Rusia es el tercer país con petróleo en el mundo, con casi 10 millones de barriles diarios, al este en conflicto, Arabia saudita, Irán y Venezuela son los países con petróleo excedentario», dijo.

Refirió que Venezuela se pudiera convertir en el suplidor de petróleo Occidente como lo fue en la segunda Guerra Mundial.

Además, destacó que la reunión entre Venezuela y EEUU en el mes de abril fue para establecer intereses energéticos y esto pudiera ser el fin de la polarización entre ambos países.

Narkys Blanco