Juan Arias
Juan Arias, Zonas Económicas Especiales

El Proyecto de Ley Orgánica de Zonas Económicas Especiales, presentado recientemente ante la Asamblea Nacional, tiene como finalidad fortalecer el sector exportador el país, un reto a largo plazo ya que Venezuela no tiene tradición exportadora, esto no es posible sin un empresariado nacional que se ponga al frente. Así lo manifestó Juan Arias, viceministro de desarrollo de Zonas Económicas Especiales del Ministerio de Industrias, durante el programa Análisis Situacional conducido por Oscar Schémel, presidente de Hinterlaces.

«Las Zonas Económicas Especiales son áreas delimitadas de territorios muy pequeños en los estados para desarrollar la economía, son espacios ocupados por los empresarios que deseen desarrollar sus proyectos con cualidades específicas», apuntó

Detalló que el Estado debe prometer y garantizar beneficios fiscales y arancelarios como la exoneración del pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) y aplicar tributos aduaneros de forma temporal para atraer la inversión.

Arias explicó que en Venezuela hay 8 Zonas Económicas Especiales; mientras tanto, en el mundo entero hay más de 6 mil y todas ofrecen beneficios.

«Colombia tiene más de 100, lo que nos hace tener una gran competencia. Ante esa competencia tenemos que ser exigentes y crear beneficios para seducir al empresariado», destacó.

Para el viceministro lo más importante es generar un clima de confianza y seguridad hacia el sector empresarial, donde prevalezca un nivel de gobernanza seguro. Entre los planteamientos de la Ley, está la necesidad de crear una superintendencia nacional, adscrita a la Vicepresidencia de la República, que supervise todo el proceso y donde se verifique que todo esté dentro del plan de la nación.

De igual manera, se plantea agilizar los procedimientos administrativos para mejorar el proceso y crear una oficina de atención integral al usuario que facilite los procesos de forma automatizada.

«Para crear el proyecto de Ley consultamos a las gobernaciones en mesas técnicas que tenían la coordinación de alguna zona y ahí detectamos el problema de la gobernabilidad y convocamos a los organismos competentes como el Seniat, Bolipuertos, GNB, Legitimación de Capitales y los ministerios de competencia económica», dijo Arias.

El diálogo como aporte económico

Arias agregó que las mesas de diálogo aportan mucho a este proceso porque se reestablece la constitucionalidad para generar confianza, «Venezuela es el país con mayor cantidad de materia prima y oportunidades, muchos empresarios en el mundo lo están pensando porque somos un mercado emergente atractivo y eso tiene mucho que ver con la conciencia política que proyectamos», explicó.

Sin embargo, reiteró la necesidad de generar procesos que puedan derribar las sanciones económicas y así poder impulsar la economía.

«Tenemos un bloqueo ilegal que nos dificulta los procesos. Los empresarios necesitan medios de transporte, medios de pago y fuimos excluidos del Sistema Financiero Internacional, por lo que tenemos que desarrollar medios de pagos alternativos».

Al ser consultado sobre el respeto que piden los empresarios hacia la propiedad privada, destacó que el discurso se fundamenta en los hechos y a través de eso se seducirá la inversión a través de la propuesta de Ley y del parlamentarismo de calle.

Finalmente, destacó que el proyecto de Ley es el único que garantiza la estabilidad comercial. «En las zonas económicas no está planteado flexibilizar ni desconocer ninguna otra Ley, solo se está generando un beneficio fiscal para la inversión extranjera y la nacional».

Narkys Blanco