Cepa brasilera
Lo que usted debe saber sobre la cepa brasilera

Era de esperarse. Este miércoles 3 de marzo, a casi un año de la llegada de la pandemia al país con los primeros contagios, el presidente Nicolás Maduro anunció que en Venezuela existen 10 casos de la nueva cepa brasilera de COVID-19, una variante del virus que, según se conoce hasta ahora, es más agresiva por ser más contagiosa y eleva la carga viral, por lo que genera mayores complicaciones de la enfermedad.

Según informó el jefe de Estado, el primer caso fue detectado en el estado La Guaira hace 15 días y existen hasta la fecha 10 pacientes con la variación del virus: 6 en el estado Bolívar, 2 en Caracas y 2 en Miranda.

La cepa brasilera fue detectada a finales de 2020. Según un reporte publicado por BBC que cita diversos estudios al respecto, «la variante de coronavirus identificada en Brasil tiene mutaciones en los genes que codifican la espícula, la proteína que permite que el virus ingrese a las células humanas y, por lo tanto, puede facilitar la infección por SARS-CoV-2 (…) Los adultos infectados con la cepa tienen una carga viral hasta 10 veces mayor, lo que refuerza la teoría de que incrementa la transmisibilidad», reporta el portal web.

Hinterlaces.net conversó con el doctor Ricardo León, médico internista e investigador, quien explicó que es normal que existan mutaciones en los virus, de hecho, «todos los días pueden haber mutaciones del virus, solo que son erróneas y no llegan a vencer la inmunidad innata que tenemos los seres humanos. Esta nueva cepa demostró que no solo vence la inmunidad innata sino que se replica hasta 2.2 veces más rápido que la primera cepa, por eso su capacidad de replicación en el organismo es más agresiva. Si antes la fase de incubación duraba de 3 a 5 días, probablemente esta cepa se incube en uno o dos días», detalló.

La nota de la BBC refiere a un estudio preliminar según el cual, la probabilidad de reinfección con la nueva variante está entre el 25% y el 60%.

León indicó que las mutaciones aumentan a medida que hay mayor replicación, «a mayor exposición aumentan las réplicas del virus, por eso es que de las primeras medidas de la Organización Mundial de la Salud fue el confinamiento. Por eso en China fue tan efectivo porque confinaron a las personas y pararon la réplica del virus».

«Las principales variantes actuales del SARS-CoV-2 (las de UK, Sudáfrica y Brasil), por su alta trasmisibilidad, tienden a desplazar a las otras de menor capacidad replicativa«, escribió la ministra para Ciencia y Tecnología de Venezuela, Gabriela Jiménez en su cuenta en la red social Twitter y adelantó que probablemente serán las responsables de «la mayoría de las infecciones».

Agregó en un hilo que los científicos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y el Instituto Nacional de Higiene han estado realizando estudios para caracterizar las variantes del virus que existen en el país.

Durante la transmisión presidencial de este miércoles en la que se conoció de manera oficial la información, Maduro aseguró que ya fue notificada la OMS sobre la aparición de esta cepa en el país. “Por la agresividad de esta variante estamos obligados a tomar medidas especiales», enfatizó.

Al respecto, el doctor Ricardo León manifestó que los estudios que se la han hecho a la nueva cepa coinciden en que las vacunas que están llegando a Venezuela son efectivas». Agregó que si el país avanza hacia la inmunización de su población, si el plan de vacunación se hace efectivo y progresa como está planificado, podrían estar los venezolanos seguros de que no existirán formas graves de la enfermedad.

Precisamente el mandatario indicó que se ha evaluado «el tema de la evolución del COVID-19, el método 7+7 y lo que tiene que ver con las jornadas de vacunación”. Hasta el momento no se anuncian medidas determinantes frente a esta situación. La población está a la expectativa por el reciente anuncio de regreso a clases en abril.

Sin embargo hasta ahora se ha llamado a los venezolanos a extremar las medidas de bioseguridad, se anunció que se ampliarán las visitas médicas casa por casa y el despistaje masivo que ha servido al país para encontrar a tiempo focos potenciales.

Jessica Sosa