buques iraníes
buques iraníes y la guerra contra el unilateralismo

Cinco tanqueros iraníes se dirigen desde el país persa a Venezuela: El Petunia, El Forest, El Fortune, El Clavel y El Faxon, cargados con alrededor de 1,5 millones de barriles de gasolina, destinados a resolver la escasez de combustible ocasionada por las sanciones coercitivas del gobierno estadounidense contra la población venezolana. El presidente de Estados Unidos (EEUU), Donald Trump, amenaza con un bloqueo marítimo en el Mar Caribe, para ello, la cuarta flota del país norteamericano, parece estar preparada, su objetivo: impedir la llegada de la ayuda iraní a Venezuela.

La amenaza generó que el ministro de Exteriores de Irán, Mohamed Javad Zarif, se dirigiera al secretario general de Naciones Unidas (ONU), para advertir que cualquier medida estadounidense contra los navíos sería considerada un acto de «piratería» y tendría repercusiones. «Irán no tolerará los obstáculos (a sus barcos petroleros). Tanto Estados Unidos, como otros países, saben que no dudaremos. Si los obstáculos continúan o se incrementan, la respuesta de Irán será contundente», advirtió a su vez el ministro iraní de Defensa, Amir Hatamí.

Por su parte Rusia, en la voz de su embajador, Dmitry Polyansky, alertó sobre el «riesgo de incidentes» que pudiera generar EEUU, si llega a desplegar elementos de su fuerza naval «en un área donde petroleros iraníes trabajan en una actividad legal cerca de Venezuela«. El Ministerio de la Defensa de Venezuela, tampoco guardó silencio, e informó que la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), escoltará los navíos cuando lleguen a su espacio aéreo y marítimo. Hinterlaces.net consultó con Adel El Zabayar, Presidente de la Federación de Asociaciones y Entidades Árabes de Venezuela y con Andrés Pierantoni, analista internacional, para evaluar los posibles escenarios con la llegada de los buques.

El mundo tiene los ojos sobre Venezuela a medida que se acercan los barcos iraníes con gasolina, ¿qué escenarios se prevén para el momento en que lleguen a espacio marítimo venezolano?

«EL ministro de la defensa (Vladimir Padrino López), anunció que los buques serían escoltados dentro del espacio marítimo venezolano por la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB), cualquier otro buque que no tenga el permiso de la República para estar presente en nuestras aguas marítimas soberanas, será considerado hostil y amenaza a esos buques con combustible, de tal manera que me parece que la posición del Ministro de la Defensa ha sido bastante clara al respecto», precisa El Zabayar.

En esto concuerda Pierantoni y agrega: «Cabe destacar que dichos buques pudieran entrar a nuestra Zona Económica Especial (a 200 millas de Isla de Aves y de nuestras costas) por aguas territoriales británicas (entre las Islas Vírgenes Británicas y la isla de Monserrat), vale decir del principal aliado de los EEUU, y a pocas millas de las aguas territoriales de estos (Puerto Rico), a menos que su ruta –con mayor probabilidad- sea más hacia el Sur (al Sur de las islas del Caribe Oriental).

En todo caso, la probabilidad de una eventual interferencia por parte de unidades navales estadounidenses, desplegadas recientemente en función de un supuesto plan anti-narcotráfico, luce inversamente proporcional al acercamiento de los buques iraníes a las costas venezolanas (vale decir, desde la ZEE hasta las aguas contiguas y, luego, al mar territorial y aguas interiores de Venezuela), porqué escalaría el nivel de la provocación, y muy directamente hacia una FANB ya sensibilizada por la «Operación Gedeón».

Irán y Rusia se juegan la soberanía de los pueblos en el mar Caribe

De cumplir EEUU con el bloqueo marítimo a los buques iraníes, ¿cuáles serían las posibles respuestas de Venezuela, Irán y Rusia?

Con Venezuela pudiera generarse algún incidente entre dichas unidades navales, como el ocurrido el pasado 30 de Marzo que causara el hundimiento de nuestro guardacosta Naiguatá –al Noroeste de la isla La Tortuga- por embestida del buque de bandera portuguesa Resolute. De Irán, la respuesta más probable sería el secuestro de buques petroleros en el Golfo Pérsico, como ocurrió en Julio del año pasado con dos buques – uno británico y otro con bandera liberiana –en el Estrecho de Ormuz.

De Rusia, uso de buques petroleros rusos para el transporte del combustible a Venezuela, tensando más las relaciones Rusia-EEUU, justo en el momento en que la tensión en el Mar Meridional de China ha ido escalando y, al mismo tiempo, el COVID-19 está afectando la operatividad de la armada USA, razón por la cual el Pentágono no estaría a favor de abrir un nuevos frentes de conflicto marítimo. Precisa Pierantoni.

Para El Zabayar, «esta situación sellará una nueva era, no sólo para Venezuela, sino también para Irán, por una sencilla razón: Venezuela deja clara su posición en hacer respetar sus derechos al comercio internacional y sus relaciones, por su parte Irán deja claro que va a defender su derecho a comercializar con el mundo. Si Irán se deja frenar o suspender ese envío a Venezuela de los buques cargados con gasolina y otros insumos para la fabricación del combustible en las refinerías venezolanas, sencillamente podría repetirse en otras situaciones, Irán estaría aceptando, las imposiciones norteamericanas, de manera que ese acto de firmeza, sella una nueva era y un relanzamiento de las relaciones iraníes a nivel internacional.

¿La agresión directa de parte de EEUU esta vez es contra Irán y Venezuela o es la continuidad de la guerra fría?

El analista internacional venezolano, destaca que es más bien la continuidad de una política, iniciada desde la caída de la URRS, de intentar de desconocer el equilibrio de poder mundial, y los respectivos acuerdos bi y multilaterales surgidos de la II Guerra Mundial, en aras de la imposición de la extraterritorialidad de leyes y políticas emanadas por el Estado norteamericano, vale decir en aras de un “Unilateralismo” USA y/u OTAN; y, al mismo tiempo, en aras de volver a imponer la doctrina Monroe en nuestro continente.

Si bien es cierto que Rusia no posee el peso geopolítico de la era soviética, no es menos cierto que el posicionamiento de China como segunda potencial mundial, al unirse con el “deterrente” militar ruso (el arsenal nuclear), conforman una presencia geopolítica – en términos de correlación de fuerzas a nivel mundial – no inferior al que poseía la URSS.

Para el presidente de la Federación de Asociaciones Árabes en Venezuela la agresión es más directa contra ambas naciones. «Sin duda es contra Irán y Venezuela, es un factor electoral básico para la campaña de Donald Trump, que sin duda terminará en un fracaso. En primer lugar cuando asesinaron al general Soleimani, Irán respondió y atacó bases norteamericanas en territorio irakí con saldos fatales para el ejército norteamericano. Hay cartas que fueron enviadas y asumidas en el Congreso norteamericano para señalar a Donald Trump de la peligrosidad con la que actuaron en el tema de Irán».

Hay otro episodio que algunos analistas los vinculan a Irán, y es la muerte de todo el alto mando de la CIA para Asia Occidental, allí para EEUU fue muy cara la jugada, le costó bastante y sin duda alguna eso propició que el Congreso Norteamericano, colocara obstáculos para que el gobierno de Trump pudiera tomar decisiones militares sin permiso del Congreso, es decir, que cualquier decisión en relación a una guerra con Irán, tiene que ser consultada con el Congreso.

El otro fracaso es la política agresiva que han dirigido contra Venezuela y el intento de imponer un gobierno paralelo, y cada día se suman más países contra esta práctica y lo vimos recientemente en el Congreso de Seguridad, donde la mayoría de los miembros fijaron posición en contra de esta política. Sin duda fue vetada por el gobierno norteamericana, como se establece el derecho al veto, pero dejó bien claro que los espacios políticos internacionales, los foros internacionales no favorecen. Incluso cada vez más países europeos se ven obligados a abandonar a su incómodo socio norteamericano. En Europa gay cada vez más rechazo a las políticas neuróticas del gobierno norteamericano.

Crisis de los misiles se ha comparado con el arribo de los barcos iraníes

Este episodio de los buques iraníes ha sido comparado con la crisis de los misiles que vivió Cuba y la Unión Soviética en octubre de 1962, ¿Hay similitudes entre estos dos acontecimientos?

Pierantoni: Las similitudes existen en cuanto al doble escenario (Caribe y Medio Oriente): en el caso de la crisis de los misiles, el escenario medio oriental fue el de obligar a los EEUU a retirar su arsenal nuclear de Turquía (miembro de la OTAN en su flanco Sur-Oriental, justo en frontera con la URSS).

No existen dichas similitudes, en cambio, bajo el punto de vista militar, pues no está planteado para ninguno de los aliados de Venezuela colocar armas nucleares en este país, ni conformar alianzas en condiciones de amenazar desde Venezuela al aparato militar de Ustados Unidos. La única “amenaza” para los EEUU de no lograr reubicar a Venezuela en su doctrina Monroe, es tener que compartir las riquezas hidrocarburburíferas del país, y en términos consensuados con su gobierno y no impuestos, en un escenario en el que los EEUU pueden llegar a perder su autonomía energética por la caída en la producción del “fracking”, por causa de los bajos precios en función de la drástica caída de la demanda energética debido al COVID-19.

El Zabayar: Aunque algunos analistas comparan este episodio con la crisis de los misiles, pues no estoy de acuerdo, la crisis de los misiles como la llamaron en aquel momento, los misiles fueron devueltos a la Unión Soviética, bajo un pacto de no agresión por parte de EEUU a Cuba, en este caso, el caso de los buques petroleros, es un derecho internacional del comercio, es decir es un derecho de Venezuela de comprar y ejercer su independencia de libre comercio internacional, es decir la compra soberana, tal como lo establece las Naciones Unidas, es decir la carta fundamental de las Naciones Unidas y el derecho de Irán a vender sus productos a los países que requieran de bienes y servicios iraníes. Además los busques cargados de gasolina y otros insumos relacionados con este sector, no representan para nada, ningún tipo de amenaza para los EEUU, de tal manera que son episodios muy distintos.

Arribo de barcos iraníes a Venezuela significa una doble derrota diplomática para EEUU

La llegada de estos buques, significa para el pueblo venezolano, en lenguaje llano y sencillo, la garantía de la movilidad de ambulancias, personal médico, material estratégico, alimentos y funcionamiento de equipos indispensables para la vida diaria, y que se ha visto en peligro desde que Barack Obama decretara al pueblo venezolano como una amenaza inusual.

¿Qué significaría la llegada de estos busques a Venezuela: derrota diplomática a EEUU o el inicio de una nueva estrategia de parte del gobierno estadounidense?

El Zabayar: Además de una derrota diplomática sería una derrota política a EEUU, una derrota a su figura hegemónica internacional, y sería una victoria de los pueblos por la autodeterminación, es decir nuestra firmeza, en defensa de nuestra soberanía, prácticamente queda plasmada y bien clara en esta acción por la defensa de nuestra soberanía, y esto sería un ejemplo para otros países del mundo, de que el gobierno norteamericano es derrotable, cuando los gobiernos son patriotas, son nacionalistas y tienen firmeza en la defensa de su independencia. Además de una derrota diplomática, política y militar, la firmeza de Irán y Venezuela envía al basurero la doctrina Monroe, y ese es un elemento importante para los países latinoamericanos.

Para Pierantoni la derrota diplomática, «ha sido el uso del veto estadounidense en contra de la resolución de este miércoles en el Consejo de Seguridad de la ONU sobre la “Operación Gedeón”, veto que evidencia la posición de minoría de EEUU y sus aliados a tal respecto. Si los buques iraníes llegan a Venezuela sin problema, sería el síntoma de contradicciones internas en el “establishment” USA (concretamente entre el gobierno Trump y sectores importantes del Pentágono, así como dentro del Congreso que aprobó recientemente una ley que exige al Presidente Trump su anuencia – la del Congreso – para cualquier acción bélica en contra de Irán) y dentro de la misma OTAN (en cuanto a la re-imposición de la Doctrina Monroe)».

Emily Caro