Luis almagro
Almagro: El titiritero se queda sin hilo

El miércoles 20 de octubre, durante el período ordinario de sesiones de la Organización de Estados Americanos, el subsecretario de México para América Latina y el Caribe, Maximiliano Reyes Zúñiga, acusó a la Secretaría General del organismo que tiene a Luis Almagro como máximo representante, de «extralimitar el carácter técnico de las misiones de observación electoral» y de «utilizar sus facultades administrativas para la toma de decisiones políticas».

Expresamente, Zúñiga indicó que «en las elecciones de Bolivia en 2019, la Secretaría General -Almagro-utilizó de manera facciosa a la misión de observación electoral, para denunciar prematuramente un supuesto fraude que nunca existió» al tiempo que indicó que, el uso faccioso de la misión de observación electoral terminó generando «inestabilidad, violencia y desorden constitucional» y creó «un entorno internacional de confrontación».

Más temprano, el Grupo de Puebla también pidió la renuncia de Luis Almagro a la Secretaría General OEA por igual motivo. En un comunicado, el organismo dijo que la diferencia de más de 20 por ciento para el candidato del Movimiento al Socialismo (MAS) al igual que los resultados arrojados en las elecciones del 18 de octubre de 2020, revelan que no hubo fraude electoral en las elecciones de 2019. Y no sólo eso. Se precisó en esta jornada que, en los 87 centros electorales donde la OEA dijo que hubo fraude el año pasado, el MAS aumentó su votación en éstas elecciones en las que triunfó el candidato por el MAS, Luis Arce.

El comunicado emitido por el Grupo de Puebla

Por esto, el Grupo de Puebla indicó que el papel que jugó Almagro en la desestabilización democrática de Bolivia y las relaciones excluyentes que mantiene con otros países del área lo inhabilitan para seguir ejerciendo el papel de mediación y facilitación democráticas que debería desempeñar al frente de tan importante cargo» al tiempo que agregó que su salida ayudará a recuperar la paz en la región y reactivar la integración regional que tanta falta ha hecho en estas épocas de pandemia». 

El Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (Celag) también se pronuncio sobre el tema. El organismo indicó que presentaron este 21 de octubre una carta para que la OEA proceda a la remoción de su Secretario General por el papel desempeñado en el marco de la elecciones de Bolivia de 2019 y solicitó:

  • Una Reunión de Consulta de Ministros de Relaciones de Exteriores de la institución para analizar estos datos y el papel jugado por el actual secretario general, Luis Almagro Lemes, en los sucesos de octubre de 2019 que culminaron con la anulación de las elecciones y el derrocamiento del entonces presidente de Bolivia, Evo Morales Ayma.
  • Se impulse la remoción del secretario general de la OEA, Luis Almagro Lemes, por su papel en los sucesos de octubre de 2019.
  • Realizar una auditoría interna sobre la elaboración del informe final de 2019.

Almagro, autor de las acciones enmarcadas en un golpe de estado, denuncia por su parte «una maliciosa campaña de desinformación contra la OEA, con evidentes objetivos políticos».

El negocio del titiritero es mantener a sus marionetas bajo cuerda.

Marcela Heredia