Oscar Schémel
HInterlaces, Inteligencia para decidir

//Mayoría de los venezolanos apuestan al diálogo, el cambio y la paz. Es necesario conseguir una vía de solución al conflicto que sea realizable//

“En esta situación en que vivimos tenemos que ser verdaderamente solidarios, nuestros valores no pueden perderse; todo lo contrario, yo creo que deberíamos potenciar valores como la solidaridad”, así lo afirmó el pastor evangélico Javier Bertucci, durante una entrevista que le realizara el sociólogo y comunicador, Óscar Schemel, en su programa «Análisis Situacional» de este domingo 6 de octubre.

Precisó que se hace necesario fomentar e incentivar el fortalecimiento de valores cristianos, valores humanos, como vía para superar la actual situación socioeconómica por la que atraviesan los venezolanos.

Asimismo, Bertucci, quien además es presidente del partido Esperanza por el Cambio, recalcó que se debe buscar lo que denominó “unidad mayor o superior” que se trata de poner a un lado cualquier egoísmo, orgullo y dejar de pensar que se está por encima de otros. Manifestó: “Entendamos que el país requiere la unidad y organización para que podamos salir adelante”.

Al respecto, aseveró que la gente en Venezuela ahora está ganada a lo espiritual, específicamente a la fe en Dios. “Esta crisis los ha empujado a una espiritualidad más profunda y, obviamente, una relación práctica con Dios. Alzan sus ojos al cielo, saben que arriba tiene que haber un Dios y ese Dios (me dicen ellos) creemos que nos va a ayudar”.

Mesa de diálogo hacia un rumbo seguro

El también líder del movimiento “El Evangelio Cambia” enfatizó que entre el gobierno y la oposición debe existir un gran acuerdo nacional, alcanzando el entendimiento sin discriminación de ningún grupo, objetivo que plantea la nueva mesa de diálogo.

“Deberíamos sentarnos a buscar soluciones, a no seguir satanizando al Consejo Nacional Electoral (CNE) – como una excusa – para no ir a elecciones”, dijo el pastor.

Bertucci aseguró que tiene como prioridad el bienestar de la gente, por lo que se unió a esta iniciativa enfocado en tres acuerdos medulares, para alcanzar una solución a la profunda crisis socioeconómica que vive el país.

Enumeró en primera instancia, la necesidad de renovación del órgano rector electoral, justificado en la sensación de inseguridad y desconfianza por parte de los electores que se abstienen de participar ante unos comicios. “Proponemos en la mesa el cambio o la renovación del CNE, que genere confianza en el electorado… se requiere llegar a un acuerdo para nombrar un CNE y se abra el camino para avanzar hacia unas elecciones”.

En segundo lugar apostó a “la liberación de los presos políticos” y finalmente, respaldó la apertura del canal solidario”.

Referido al éxito de esta mesa de diálogo, Bertucci explicó que radica en dos cosas fundamentales. La primera: resultados y, la segunda, que sea un espacio plural donde se integren otros actores como por ejemplo: sindicatos del gremio del sector productivo, empresarios, independientes, universidades, profesionales, entre otros.

Destacó que en la diversidad de posiciones está la clave del entendimiento. “Aquí hay muchas vertientes de los que podemos ser opositores pero no tenemos las mismas líneas categóricamente de cómo hacerlo; en mi caso particular mis valores cristianos me llevan por lo que es la democracia, la paz, lo constitucional y legal, y ninguna otra aventura me llama la atención”, señaló.

Rol de los EE.UU.

Para el ex candidato presidencial de las controversiales elecciones de mayo de 2018, “cualquier acuerdo que logremos y cualquier ruta electoral que termine en elecciones presidenciales, el gobierno de Estados Unidos lo va a ver con mucha seriedad”.

Añadió Bertucci que Estados Unidos ha sido muy enfático en el hecho de que se celebren elecciones presidenciales. “Creo que debe llegarse a un acuerdo en cuanto al levantamiento de las sanciones, pero EE.UU. no va a levantar las sanciones si no se tiene una ruta real de lo que podría terminar en unas elecciones presidenciales”, aseguró.

Ante la proyección de un escenario país favorable, el pastor refirió que debe darse pensando en los más de 30 millones de venezolanos quienes apuestan al diálogo, el cambio y la paz.

Finalmente, el dirigente saludó que la iniciativa de la mesa de diálogo no reemplace otros intentos para aportar soluciones como el diálogo auspiciado en Oslo.