ANHinter

Que no hay verdades absolutas, se dice, mucho menos en tiempos de manipulación mediática y posverdad. No obstante, respecto a la sesión parlamentaria de este 5 de enero, para elegir las nuevas autoridades de la Asamblea Nacional de Venezuela, la posibilidad de contrastar los hechos con la Constitución de la República Bolivariana, nos acerca a la fidelidad de lo ocurrido.

Una nueva junta directiva ha sido electa por mayoría, y está conformada no por los partidos minoritarios, como establecía el acuerdo interno suscrito por todas las organizaciones políticas de oposición que hacen vida en la AN, pero sí por disidentes del llamado G4.

Hoy, preside la AN Luis Parra de Primero Justicia, Franklin Duarte de Copei es el primer vicepresidente, José Noriega de Voluntad Popular el segundo vicepresidente. En la Secretaría fue nombrado Negal Morales de Acción Democrática y Alexis Vivenes de Voluntad Popular es el subsecretario.

La Constitución y los Hechos

Los hechos: de 167 parlamentarios que conforman la AN, 140 estuvieron presentes. 81 de ellos, incluyendo al chavismo, votaron por la propuesta de nueva directiva. Durante el acto estaba el resto de la Junta anterior, a excepción de Juan Guaidó.

El diputado Héctor Agüero, que es el de mayor edad entre el cuerpo parlamentario (79 años) asumió la conducción del debate, nombró a la diputada Nosliw Rodríguez como secretaria accidental y procedieron a ejecutar la discusión. José Brito de Primero Justicia, propuso los nombres para la directiva que resultó finalmente aprobada.

El diputado Héctor Agüero, el más longevo del cuerpo parlamentario, juramentó la nueva directiva de la AN

La Constitución. En su artículo 194, la Carta Magna explica que la AN elegirá de su seno a la junta directiva y el Reglamento Interior y de Debates, que es una Ley Orgánica de la República, detalla en su artículo 3 que efectivamente, el diputado de mayor edad dirigirá el debate y éste nombrará a un diputado o diputada para que asuma la secretaría de la sesión, estos cargos se ejercen hasta que resulte electa la nueva Junta Directiva.

Reglamento Interior y de Debates, Ley Orgánica de la República

Crónica de lo ocurrido

La sesión había sido pautada para las once de la mañana. El Bloque de la Patria, conformado por los diputados del chavismo llegó alrededor de las 10 y media. Las fracciones opositoras fueron llegando a cuentagotas mucho rato después.

Stalin González, quien hasta este domingo fungió como segundo vicepresidente de la AN revisaba junto con otro grupo de parlamentarios, el quorum. La mayoría ingresó al Hemiciclo de sesiones del Palacio federal Legislativo, sin embargo no estaba Juan Guaidó, hasta entonces presidente de la AN.

Respecto a su ausencia, se posicionó el rumor sobre la supuesta actuación por parte de la Guardia Nacional Bolivariana, para impedir su ingreso. No obstante, un video grabado a las afueras del Palacio Federal Legislativo, demuestra el momento en que al diputado Guaidó se le invitó a pasar y no aceptó.

Alrededor de la una y media de la tarde, dos horas y media después de la hora pautada para el debate, el diputado José Antonio España se paró en la Tribuna de Oradores y comenzó a exigir el inicio de la sesión, pues el recinto estaba lleno. De inmediato fracciones opositoras bloquearon el sonido de la sala y dos parlamentarios en disposición agresiva lo amenazaron con darle golpes y le gritaron improperios.

Este hecho desencadenó la molestia de los presentes y se generó una especie de debate que derivó en la propuesta, por parte del diputado José Brito (PJ) de la actual directiva, que fue aprobada por 81 votos.

Al momento de la redacción de esta nota, Guaidó convocó a una sesión en la sede de un periódico nacional, para reelegirse al frente del cargo, aunque quienes lo acompañaban, hicieron quorum en el Hemiciclo de sesiones de la AN. La doble institucionalidad parece seguir siendo la apuesta.