Hongos Negros: una infección mortal en India
En 10 Tuits: Hongo negro es la pesadilla post-covid que alerta al mundo

India ordenó una vigilancia más estricta de la enfermedad de Hongos Negros que afecta a los pacientes que padecieron COVID-19. La agresiva acción de este hongo mata a más del 50% de las personas afectadas en tan solo unos días. La mucormicosis es una infección micótica que afecta los senos paranasales, el cerebro o los pulmones, por lo general, en personas que tienen un sistema inmunológico debilitado, además alarma al mundo trastocado por la pandemia.  

En Diez Tuits, te contamos cómo se dan los hechos y de qué se trata la mucormicosis, también llamada «hongos negros».

1-En medio de la segunda ola de COVID-19, médicos en India luchan contra la mucormicosis, que afecta sobre todo a las personas a las que les administraron esteroides para combatir la COVID-19, ya que esos fármacos reducen la inmunidad y hacen subir los niveles de azúcar. La infección impacta el sistema inmunitario provocando ennegrecimiento o decoloración sobre la nariz, visión borrosa o doble, dolor en el pecho, dificultades respiratorias y tos con sangre. Causa ceguera y puede llevar incluso a la muerte.

2-Según la prensa, más de 200 enfermos de mucormicosis están siendo tratados en clínicas de Nueva Delhi. Decenas de ellos están a la espera de obtener una cama en algún hospital. Los estados de Rayastán y de Telangana también enfrentan una epidemia de «hongo negro» y en Maharashtra donde se encuentra Bombay, el gran centro financiero de India, se han constatado más de 2.000 casos. El país cuenta con el agravante de escasez de fármacos requeridos para combatir la infección.

3- Las personas con VIH, con desnutrición, o cáncer, entre otros factores, tienen mayores probabilidades de morir a causa de este «hongo negro». Según los médicos, su mortalidad general es de un 50%. La enfermedad afecta en especial a pacientes con un cuadro de diabetes no controlada, a aquellos que están inmunodeprimidos o quienes transitaron una leucemia o un trasplante de médula ósea. Según especialistas, este tipo de hongo encuentra una lesión y a medida que avanza va matando el tejido. A veces, afecta a pacientes quemados o a quien sufrió un accidente de tránsito.

4- Entre los síntomas comunicados por pacientes se encuentran la congestión y sangrado nasal. También hinchazón en el ojo, párpados caídos y ceguera. En India, cuando el paciente llega demasiado tarde a la consulta médica, se procede a extirpar quirúrgicamente el ojo afectado para evitar que la infección llegue al cerebro.

5- Para tratar la mucormicosis se necesita un equipo que incluya cirujanos de oído, nariz y garganta, oftalmólogos y neurólogos. Una vez detectado el hongo, siempre que haya diagnóstico rápido, se aplica cirugía con la remoción de la parte dañada y el uso de fármacos fungicidas para salvar la vida.

6-La mucormicosis no es contagiosa entre personas o animales. Se transmite a través de diferentes tipos de hongos, en el suelo, en el aire y suele encontrarse en alimentos en descomposición. Por esto las autoridades sanitarias llaman a trabajar en la prevención y correcta higiene en la manipulación de alimentos.

7-En Latinoamérica, la alarma se declaró en Uruguay y se extendió a países de la región, como Argentina. Autoridades sanitarias uruguayas detectaron el primer caso en el país de “hongo negro”, asociado al Coronavirus, combinación que golpea duramente a India, la segunda nación más poblada del mundo y que detectó al inicio de esta semana, 370.000 contagios nuevos infectados por coronavirus, lo que lleva el número de casos a poco menos de 22,7 millones y más de 3.700 nuevas muertes.

8-El director de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus aseguró que aparecerá en el futuro un nuevo virus potencialmente mas peligroso que la COVID-19 por lo que exhortó a los países a donar dosis de vacunas al mecanismo COVAX para que el 10% de las poblaciones de todos los países haya sido inoculada en septiembre, con el objetivo de alcanzar el 30% a finales de año. Agregó: «Esta pandemia es mala, pero una futura pandemia podría ser diez veces peor”.

9- Un enfoque global coordinado que asegure nuestra supervivencia incluye una ruta de medicamentos, pruebas, vacunas, epidemiología y seguimiento. Soberanía alimentaria, agua potable, sistema sanitario activado y con protocolos desplegados para tratar la afección completan el arsenal necesario para combatir esta verdadera amenaza en la que se ha convertido la mucormicosis.

10-La segregación económica impacta de lleno en el acceso a políticas de salud gubernamentales. Los sistemas de salud en todo el mundo están diseñados con una visión clasista. La automedicación, tan dañina y prohibida por los médicos, la aplican miles de personas que no pueden pagar asistencia médica privada o no cuentan con la debida atención en tiempo y forma en un hospital público. Refundar las políticas de salud echando abajo el miedo y la desigualdad nos quitará vulnerabilidad frente a los desafíos post COVID-19.

Marcela Heredia