Análisis Situacional Colombia
Análisis Situacional: "En Colombia emerge un movimiento progresista de cara al fin del uribismo"

En medio de las protestas vigentes en Colombia, está emergiendo un movimiento progresista en Colombia, así lo aseguró el sociólogo Damian Alifa, director de la Sala Situacional de Hinterlaces, durante el programa Análisis Situacional que transmite Globovisión.

Entrevistado por Oscar Schémel, presidente de Hinterlaces, Alifa insistió en que «se está configurando en Colombia un movimiento progresista encaminado a las puertas del fin del uribismo, es un paso profundo muy peligroso porque hay una oligarquía que se resiste a esos cambios».

Refirió que el escenario colombiano muestra que el conflicto se está trasladando de las zonas rurales a las ciudades y eso tiene que ver con que durante la pandemia la clase media se ha empobrecido.

«En Latinoamérica los partidos políticos atraviesan una crisis de representación, razón por la que han actuado los movimientos sociales. Además, hay una juventud que tiene redes sociales para organizarse y emitir información, lo que ha llevado a una sensibilidad social que se expresa notablemente», explicó.

Destacó que están resurgiendo los movimientos sociales en América Latina y EE.UU, que rechazan la injerencia extranjera y tienen una resignificación del sentido nacional. Agregó que uno de los temas más urgentes que tiene el gobierno de Biden para América Latina es el tema centroamericano y el conflicto migratorio.

“Tenemos una juventud que tiene más sensibilidad por lo que pasa a su alrededor y eso implica nuevos símbolos, nuevo mensaje lingüístico, que interpretan las demandas de la población”.

En cuanto a las transformaciones necesarias en Colombia, Alifa aseguró que en toda América Latina se ha manifestado la disputa por la tierra desde el Siglo XIX, “en Colombia cobró mucha fuerza la violencia que no ha parado hasta ahora, la sociedad se ha estabilizado a través de la violencia y eso va cobrando mucha fuerza por el tema del narcotráfico, lo que ha marcado la política colombiana, a pesar de los índices democráticos que hablan de que Colombia está en el puesto 44 en economía. Además, es una sociedad con 21 millones de pobres”, dijo.

En el programa televisivo también participó Juan Carlos Tanus, director de la Asociación de Colombianos y Colombianas en Venezuela, para quien en medio del conflicto político-social que atraviesa Colombia, se avizora un panorama de desventajas para su población, «vamos hacia el crecimiento de una brecha, no solo de los 21 millones de pobres que hay en Colombia, sino a la brecha social. Es imposible acceder al tema de salud, será imposible acceder al tema de pensión, será imposible acceder a un tema de trabajo fijo y la situación se va a dirimir en marzo de 2022 o en mayo cuando la brecha del uribismo y la extrema derecha colombiana se enfrenten a sectores democráticos, progresistas», dijo.

Tanus destacó que el escenario interno colombiano es caótico para la comunidad internacional, pero cotidiano para los colombianos, ya que están acostumbrados a un conflicto económico, social y político. Refirió que por esta razón las cifras de muertes y desaparecidos no son alarmantes para ellos.

«Veo una sociedad bastante convulsionada en relación con la posibilidad de resolver este conflicto por la vía electoral, siempre y cuando el 8 de agosto de 2022 el aparato militar y paramilitar permitan que sectores diferentes al uribismo se posicionen», dijo.

Para Tanus el Estado no ha sido capaz de garantizar el derecho a la vida. Dijo que históricamente los problemas de Colombia se han resuelto por la violencia, y ello queda en evidencia cuando la historia recuerda que los seis candidatos presidenciales después de 1948 se han manejado a través de la violencia, refirió.

«El caos refleja la ausencia de la conexión que tiene Duque con la realidad del país y es una realidad que no apoyan ni siquiera sus aliados de la derecha», comentó.

Explicó que estas movilizaciones en Colombia en contra de Duque no son nuevas, solo estuvieron paralizadas por el proceso pandémico; sin embargo, «en este periodo el país tiene la posibilidad de entender que los niveles de conciencia pueden avanzar en medio de la producción de 357 normativas enfocadas en el tema pandémico».

Destacó que todo lo que se está haciendo en Colombia en los últimos años ha sido para favorecer a las grandes trasnacionales.

En medio de las protestas actuales es importante conocer la situación política entre Colombia y Venezuela, Tanus destacó que es una posibilidad poco probable que haya un conflicto actual entre ambas naciones, “las estructuras económicas de la frontera están pidiendo un acuerdo para liberar la frontera de guerras y activar el intercambio comercial binacional, además que ellos tienen un conflicto interno”.

Crisis de identidades

El sociólogo Damian Alifa indicó que hay un problema de identidades y de representación, tanto en Colombia como en Venezuela. En referencia a eso dijo que al chavismo le hace falta pensarse más allá del chavismo. «Hablarle a otros sectores de la sociedad descontentos».

El impacto de lo que ocurre en América Latina, trasladado a un escenario como Venezuela, es analizado por estos especialistas como un referente importante de orden ideológico.

Por otra parte, Alifa reiteró la fuerza del Gobierno venezolano por sostenerse ante la presión internacional. “Venezuela no tiene un oponente relevante que genere un proyecto alternativo, sus adversidades son puntuales, tienen que ver con las contradicciones que entre lo que han prometido y lo que han o no cumplido en materia de políticas públicas lo que evita un descontento”.

Sobre este tema, Tanus dijo que “pese al bloqueo, Venezuela sostiene un manto sobre una población y sostiene los sistemas elementales como el derecho a la vida y la resolución de conflictos”.

Narkys Blanco