Ministro de Comunicación e Información
Tiempo de lectura: 3 minutos.

Respecto al ataque armado dirigido desde Colombia contra Venezuela en las últimas semanas a través de la frontera con el estado Apuré, el ministro del Poder Popular para la Comunicación e Información, Freddy Ñáñez, aseguró que se trata de un conflicto que corresponde a un problema económico y que va más allá de lo político, «se enfoca en una dimensión geopolítica e imperialista».

Durante la transmisión del programa, Análisis Situacional, conducido por Oscar Schémel, presidente de Hinterlaces, explicó que hay un contraste de modelos y realidades que chocan, «del lado venezolano hay un Estado que ha cuidado celosamente la paz social y que ha ejercido el control de su territorio y la soberanía nacional con una doctrina militar, política y jurídica. Del otro lado de la frontera tenemos un país con 70 años en guerra y un Estado que ha conseguido en la guerra una economía muy productiva y en el abandono de sus fronteras».

Reiteró que Colombia es un pretexto de Estados Unidos, para atacar a Venezuela, «eso no es nada nuevo, eso es así desde los años 80 cuando se formaliza la violencia, los grupos narcotraficantes, grupos armados en conflicto y las sociedades con el estado quien tercerizó las guerras a través de estos medios, así el Estado se ve protegido de cualquier denuncia de derechos humanos».

Aseguró que detrás de esas pretensiones de Colombia, hay un gran movimiento social que le está apostando a la paz y que pudiera llevar a transformaciones importantes, más allá de las próximas elecciones y el progresismo.

Integración de la región

El ministro detalló que Venezuela está haciendo grandes esfuerzos por la integración de América Latina. Por el contrario, desde Colombia con conjunto con Estados Unidos se busca impedir que vuelva el progresismo.

«La ofensiva de Obama fue brutal contra el multilateralismo, contra el nuevo movimiento que surgía en la región, su trabajo quirúrgico y la idea ir sacando a los gobiernos con golpes de Estado o el descrédito de los gobiernos, además con la agudización de los conflictos».

Sin embargo, ante esto Venezuela ha hecho su papel que es el de la resistencia, dijo el ministro, «hemos sido fieles a los principios de la Revolución que es una democracia libre de Estado y de derecho que pudiera redistribuir la renta que pudiera acabar con la asimetría, las desigualdades y procurar las condiciones materiales para el desarrollo del pueblo venezolano de manera integral».

Reveló que el gobierno de Venezuela se ha reunido con el Grupo de Puebla. «Son reuniones que no siempre se hacen públicas y tienen mucho que ver con el interés que tiene la región en general de hacerle frente a lo que Estados Unidos ha retomado a través de la doctrina Monroe. No se dice mucho porque la guerra mediática es muy poderosa».

Las redes y su poder político

Respecto a la guerra mediática, destacó que en Venezuela se ha aplicado el poder de los medios de comunicación en confrontación abierta y directa contra las instituciones de Estado, algo que, según sostuvo, nunca había pasado en la historia.

«Los medios han librado una guerra contra el Estado, una batalla que perdieron porque se legisló sobre los límites que se sobrepasaron y se crearon algunas leyes como la Ley Orgánica de Responsabilidad Social en Radio y Televisión y hoy, 10 años después estamos viendo como en el mundo se están tomando esas mismas medidas porque hay un exceso de información que te impide pensar».

Reflexionó sobre el uso de las redes sociales en el ataque contra el país, «no hay un político más atacado en el mundo que Maduro. La Big Data ha desarrollado una inteligencia artificial que antes no tenía, por eso el ataque a Maduro es más rudo que el que se le hacía a Chávez. El trabajo de las redes sociales es el trabajo de las emociones, con las redes sociales no logramos sentir ni pensar por eso creo que debemos adaptar esa Ley venezolana a nuestros tiempos».

Hizo énfasis en la censura de la cual ha sido víctima el Presidente, «Censuran a Maduro porque se ha convertido en un líder en la lucha contra la pandemia, ha presentado la solución de políticas públicas frente a la COVID-19, con la promoción del R10 y el Carvativir».

Ñáñez, exaltó las bondades de la política comunicacional que ha aplicado la Revolución Bolivariana. «Hemos apostado al diálogo con todos los sectores privados, los sectores de la oposición, hemos profundizado el diálogo social».

Ante la consulta sobre el liderazgo del presidente Maduro y la posibilidad de una nueva política comunicacional detalló que se debe buscar la repolarización a través de una nueva realidad y nuevos relatos éticos que se adapten a la realidad.

Narkys Blanco

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here