Guyana
María Alejandra Díaz: Sobre Guyana se deben considerar todas las opciones

La Corte Internacional de Justicia se declaró con plena jurisdicción ante la solicitud hecha por Guyana de declarar el Laudo Arbitral de París, del 03 de octubre de 1899, “valido y vinculante”, confiriéndole carácter de cosa juzgada.  En una cuestionada sentencia, la Corte establece que seguirá conociendo de “forma y fondo”  la solicitud de Guyana sobre el  Esequibo, lo que para la abogada constitucionalista María Alejandra Díaz, obliga al Estado venezolano a repensar en todas las opciones y sustituir el equipo legal para una urgente redefinición de las estrategias jurídicas y políticas.

Hinterlaces.net consultó con la experta, quien además es integrante de la Asamblea Nacional Constituyente. En su opinión, Guyana es sólo una marioneta de las grandes corporaciones que buscan hacerse de los recursos minerales y estratégicos que existen en el territorio en reclamación.

¿Tiene la CIJ facultad para un pronunciamiento sobre el tema del Esequibo?

La Corte, según la jurisprudencia de los últimos 100 años, no tiene atribuciones para reconocer que tiene la capacidad de juzgar un caso como este. Porque eso sería desconocer el Laudo Arbitral de 1899, es más están desconociendo con esa decisión el Acuerdo de Ginebra de 1966, que además se descubrió que el laudo había sido producto de un fraude por el cohecho con el que habían actuado los jueces en contra de Venezuela. Ese laudo quedó sin efecto, sin embargo la corte lo revive. La corte no tiene atribuciones para conocer casos referidos, sobretodo porque el acuerdo de Ginebra lo excluye expresamente. Sin embargo ellos desconocieron el Acuerdo de Ginebra y se declararon competentes.

¿Qué intereses se mueven detrás de un pronunciamiento de este tipo y por qué considera se hizo en este momento

Los intereses de las corporaciones del oro, del petróleo, del gas de la minería, del agua y de la biodiversidad que están allí, que además son corporaciones que responden a los intereses de Inglaterra , Guyana, China, Canadá, Noruega y Estados Unidos. Esas son las corporaciones que están detrás y Guyana simplemente es la fachada, la marioneta, que están utilizando las corporaciones para hacerse de un territorio que simplemente no les pertenece

El Ejecutivo Nacional propuso retomar las conversaciones bilaterales con Guyana. ¿Cree que es posible que se concrete  una propuesta de este tipo?.

Yo en lo personal creo que Guyana no le va a prestar atención a eso. Guyana fue quien demandó y la Corte va hacia adelante. Guyana esta guapa y apoyada por las Corporaciones. El juicio está financiado no solamente por a EXXON sino por las 32 concesionarias que tiene autorización por parte de Guyana, violando el Acuerdo de Ginebra de 1966, para que exploten recursos que no son de ellos, que son de Venezuela. Sin embargo Venezuela ha permanecido silente ante esta violación flagrante del Acuerdo de Ginebra y sigue insistiendo en una diplomacia de paz que no nos ha llevado a ninguna parte, desafortunadamente tengo que decirlo

En unas declaraciones sostuviste que Venezuela no puede descartar el uso de la fuerza, ¿sostienes esta tesis y por qué?

Si, yo insisto que Venezuela no puede descartar el uso de la fuerza, porque si descartas el uso de la fuerza estarías descartando el Ius Imperium, y el Ius Imperium es lo que compone un Estado nación, para que tienes un ejército entonces. Tienes un ejército para la defensa del territorio. Lamentablemente en la estrategia de los abogados equivocadamente anuncian ante la Corte Interamericana de Justicia que Venezuela no utilizará la fuerza para recuperar el territorio. Craso error. Porque incluso el nervio bélico no solamente del ejército, sino del pueblo venezolano, no depende de una declaración del gobierno. Además una declaración que compromete al gobierno sin considerar al pueblo.

Por qué sostengo la tesis que debemos utilizar la fuerza en cualquier momento, porque ésto es una trampa que está montada en contra de Venezuela para quitarnos el territorio Esequibo y ningún Estado que se respete puede permitir que le cercenen su territorio sin defenderse, porque eso sería renunciar al Estado nación, a lo que le corresponde, sería renunciar a su historia, a su arraigo, a la tierra, a uno de los elementos fundamentales que conforma el territorio y además sería renunciar al legado histórico, patriótico, de las luchas de Simón Bolívar. Estaríamos renunciando incluso a la historia republicana bolivariana y permitiendo el cercenamiento, la fragmentación del territorio en favor de las corporaciones.

Te parece entonces un error mantener la diplomacia de paz, por el contrario no sería peligroso enrumbarse en la posibilidad de una situación bélica que ya no sería con Guyana sino con distintos imperios para los que Venezuela es un país incomodo. ¿No sería más bien esa la trampa en la cual el gobierno no quiere caer?.

Lo que digo es que no debe renunciarse a ninguna opción. Suena duro pero es lo real. Ningún Estado nación soberano renuncia en su estrategia jurídica ex profeso ante una instancia internacional a ejercer todos sus derechos sobre su territorio.

Venezuela  nunca aceptó el laudo arbitral y cuenta con los llamados  Justos Títulos Traslaticios que le dan carácter posesorio sobre los disputados 159.500 km2  del Esequibo y su proyección atlántica desde el 8 de septiembre de 1777, con la cédula real de Carlos III,  al crearse la Capitanía General de Venezuela. ¿Cuáles deben ser las estrategias jurídicas y políticas que debe adelantar el gobierno nacional para poder tener éxito en esta reclamación histórica?

Yo no soy la abogada que dirige el caso, pero lo primero que habría que hacer es llamar a una consulta nacional a todos los historiadores sean del signo político que sean y los mejores abogados del país. Y que todo el país conociera quienes son los abogados que están ejerciendo esa acción. Pero definitivamente lo primero que haría es sacar al grupo de abogados que están ejerciendo las acciones porque definitivamente según mi criterio no van por muy bien camino. Sobre todo porque en el memorándum que ellos entregaron a la Corte le dieron argumentos que la Corte utilizó para decir que tenía jurisdicción y sino veamos el párrafo 85 de ese memorándum donde ellos ex profeso dan como última opción la Corte. Entonces como es que tú no conoces la jurisdicción de la Corte pero en el memorándum reconoces que como última opción vas a la Corte. O la reconoces o no la reconoces. Errores como esos no nos los podemos permitir. Entonces, lo primero que habría que hacer es repensar el equipo y segundo involucrar a todo el país. Los mejores abogados y expertos deben estar al frente. Debe haber un equipo múltiple, integrado por distintos especialistas, geógrafos, militares, abogados, pero sobretodo patriotas que tengan conciencia de lo que nos estamos jugando allí.

¿Qué consecuencias va a traer este pronunciamiento a futuro?

En principio la Corte se acaba de declarar competente echando por tierra el Acuerdo de Ginebra, eso es muy peligroso, porque el Acuerdo de Ginebra es el que desconoce el Laudo de 1899 que fue contrario a nosotros. Pero tú te imaginas que la Corte diga que el Laudo es válido o que lo termine de anular.  Y eso nos obligue a renegociar con Guyana y en qué términos.  O imagínate que digan que es válido, es un riesgo muy alto someter al arbitrio de una instancia que se cree supranacional problemas que son territoriales y además nosotros tenemos a razón histórica. Tenemos los documentos. Venezuela tiene los documentos que prueban la propiedad la capitanía Y es así desde 1814 que Bolívar se estaba dando trompadas con los ingleses que son los que están detrás de toda la estrategia.

Anahí Arizmendi