Refinerías venezolanas y el reto de la producción ante el bloqueo
Refinerías venezolanas y el reto de la producción ante el bloqueo

Las largas colas para cargar combustible, las irregularidades propias que se generan en ellas y el descontento social por las sanciones unilaterales estadounidenses, que no permiten el comercio internacional a Venezuela, convierten a las estaciones de servicio en un hervidero de malestares y en termómetro político. Sin embargo, el país sudamericano ya tiene experiencia en este tipo de situaciones, que no han cesado desde que Barack Obama declarara al país como amenaza inusual y extraordinaria para Estados Unidos. A estas alturas tanto chavistas como opositores rechazan las Medidas Unilaterales Coercitivas (MUC), y así lo demuestra el último estudio Monitor – País Hinterlaces según el cual 80% de los venezolanos rechaza el bloqueo.

El costo de estas medidas se ve reflejado de manera directa en el sector petrolero, principal vía de ingresos de la Nación, por ende. En este trabajo se pretende mostrar el panorama actual de las refinerías en Venezuela, la industria más golpeada por el bloqueo internacional, aspecto que incide en la producción de combustible. Las refinerías venezolanas han estado paralizadas, entre otros elementos, por la falta de repuestos para equipos mayormente «made in USA» y falta de los aditivos necesarios para la refinación, pero a través del intercambio comercial con Irán, país también asediado por Estados Unidos, el gobierno bolivariano intenta paliar esta situación.

El pasado 22 de septiembre, medios de comunicación local reseñaron que la refinería El Palito, ubicada en Puerto Cabello, reactivó sus operaciones, y que la planta de Craqueo Catalítico Fluidizado, paralizada por una fuga de gas, había reactivado sus actividades. Este miércoles el mismo presidente de la República, Nicolás Maduro informó que dos de las refinerías estaban en marcha. «Ya Venezuela está produciendo todo lo que necesita para el consumo interno. Se han levantado ya dos refinerías a pesar del ataque brutal» de Washington, asimismo recalcó que la operación para la recuperación de la producción tuvo que hacerse de manera silenciosa y que a su juicio “va bien, va muy bien», gracias a la adquisición de repuestos y la reparación de los talleres de PDVSA.

120 millones de barriles diarios (MDB) son necesarios para abastecer el parque automotor de Venezuela

Para tener claridad sobre la cantidad de combustible que Venezuela necesita para abastecer su demanda en tiempos de pandemia, consultamos con el Analista Andrés Pierantoni, quien explicó que se amerita de 120 mil barriles diarios (MDB) para que el parque automotor pueda estar abastecido satisfactoriamente. De manera que entre las refinerías Cardón y El Palito, se produciría un total de 70 – 80 MBD. De levantar la producción esta cifra llegaría a 120 MBD, mientras que la refinería de Puerto La Cruz garantizaría otros 85 MBD cuando arranque operaciones. Pero hay quienes afirman que la recuperación sería lenta por la falta de repuestos.

El analista recalcó que, para aliviar la situación actual, “sería ideal que se reactivara la refinería de Puerto la Cruz, pero su activación sería más costosa«, por lo que se ha estado optando por estabilizar y luego incrementar paulatinamente la producción de Cardón y El Palito. Al final todo lleva a que hace falta recurso financiero y suministros de algunos insumos actualmente sometidos a las mal llamadas «sanciones», pero se estima que la Ley Antibloqueo flexibilizará la Ley de Hidrocarburos para atraer otras inversiones en cuanto a la refinación”. Para tener una idea más clara de la afectación a la industria petrolera, es necesario destacar que la producción en las refinerías hace una década era de 3,2 millones de barriles por día, es decir, las refinerías en la actualidad producen sólo el 2,5% de su capacidad total.

Concluye que en la actual etapa de estabilización de la producción de las dos refinerías mencionadas se ha logrado cubrir un 60% o 67%aproximadamente de lo que necesita el país, «lo demás lo estamos importando. Es decir, Venezuela a pesar de las dificultades del bloqueo aún produce más del 60% del combustible que necesita. Pero innegablemente los dos temas centrales con relación a la recuperación de nuestras refinerías, son lógicamente, recursos y procura de insumos así como la estabilización/recuperación del personal calificado, cuya mejora de ingreso real debe estar entre las prioridades planteadas en la mencionada Ley Antibloqueo.»

Para William Izarra el panorama está claro, la complicación en el abastecimiento de gasolina tendrá su fin a final de mes con la regularización de la producción en las refinerías venezolanas y con el complemento del combustible iraní que llegó al país para combatir el desabastecimiento de combustible en la población que además enfrenta la pandemia por coronavirus en medio de un bloqueo económico.

Esta semana llegó a la refinería El Palito, de Carabobo, el tanquero Forest, que junto al Faxon y El Fortune, constituyen la flotilla enviada por Teherán cuya carga es de 800 mil barriles de combustible. Según informó el servicio de información Marinetraffic, el tanquero Agioi Fanendes, proveniente de India, arribó a Venezuela con una importante carga de diésel que también habría sido descargado en El Palito, reseñó el portal informativo Misión Verdad, que también refirió el arribo del supertanquero iraní Honey con una carga de 2 millones de barriles de gas condensado.

Ley Antibloqueo y las refinerías

En la Ley Antibloqueo presentada este 28 de septiembre por el presidente Nicolás Maduro ante la Asamblea Nacional Constituyente, uno de los temas priorizados es el hidrocarburo. Pierantoni considera que este nuevo instrumento jurídico permitirá crear condiciones más atractivas para la inversión nacional e internacional. “En la actual coyuntura, se requiere de inversiones privadas, donde lo deseable serían políticas que estimulen la repatriación de capitales, la conformación de Empresas y Fondos de Capital de Riesgo y su inserción en nuestro mercado de capitales, toda vez que el área petrolera es la que mayores sinergias puede producir. Hacia esa dirección apunta la Ley Antibloqueo”, indica.

Para él la propia legislación nacional es el arma que está usando Estados Unidos para ahorcar al Estado venezolano y trancar las negociaciones de la industria petrolera. “Al tener el Estado una alta participación en actividades básicas y estratégicas de nuestra economía, las mal llamadas sanciones, políticamente motivadas en contra del mismo Estado, impiden financiamiento, exportaciones, negociaciones, y terminan asfixiando no sólo al Estado sino a nuestra economía en general; en este contexto surge esta propuesta de Ley, porque es posible que Estados Unidos tenga su reacción sancionando a los empresarios que hagan alguna negociación con el dueño de los activos petroleros del país, vale decir con el Estado venezolano, pero eso es más complicado y puede provocar un mayor distanciamiento entre el gobierno de los EEUU y de otros países aliados”.

Entre los sectores más afectados por la falta de combustible está el sector salud, alimentación y servicios públicos

¿Se acabarán las colas para comprar gasolina?

En aras de regularizar y minimizar las colas para acceder al combustible, el gobierno venezolano este jueves indicó tres medidas que se aplicarán a partir del lunes 05 de octubre.

  • Reactivación de las 1.568 Estaciones de Servicio, dispuestas en todo el territorio nacional, en sus distintas modalidades de atención y suministro; es decir, las estaciones que ofrecen la política de subsidio directo, las estaciones que expenden el combustible a precio internacional, y que ofrecen como medio de pago divisas o criptoactivos.
  • Se retoma el día de suministro según el último número de placa de cada vehículo, un método ya conocido por todas y todos los venezolanos, con el propósito de ordenar el flujo vehicular en las estaciones de servicio.
  • Se ratifica la política de subsidio directo para el pueblo venezolano a través de la Plataforma Patria, es decir, los beneficiarios disfrutarán del cupo mensual de 120 litros de combustible subsidiado para vehículos de cuatro ruedas, y 60 litros de combustible para el caso de motocicletas. En cuanto al sector del transporte público y de carga, se mantiene el subsidio directo y total del 100%.

Respecto a la normalización del abastecimiento de gasolina, Pierantoni considera que la estabilización de nuestra capacidad de refinación en 70-80 MBD es un logro importante, dadas las actuales circunstancias, pero insuficiente para atender el consumo interno actual, pero la diferencia neta sólo podrá ser atendida mediante importaciones que tendrían mayor periodicidad y menor costo de no existir las MCU. «Este déficit se espera que sea de corto plazo, en la medida en que se ejecuten las inversiones previstas para incrementar la capacidad real y sostenible de refinación nacional”.

Por su parte el Ministro Tareck El Aissami afirma que la Ley Antibloqueo ratifica el modelo de justicia social que se ha mantenido en los años que lleva la Revolución venezolana y a su juicio protege los intereses del país. «El objetivo es blindar la institucionalidad y las misiones sociales.

Emily Caro