Venezuela COVID-19
22 DE JULIO 2020: Venezuela y su lugar en el mundo frente al COVID-19

Las autoridades venezolanas han mostrado su preocupación por el brote de COVID-19 que enfrenta actualmente el país. La nación suramericana fue de las que tomó medidas preventivas antes de la llegada de la pandemia a su territorio y actualmente experimenta diversos mecanismos de cuarentena y flexibilización, que permitan encontrar un ritmo propio adecuado para frenar el virus y reactivar la economía nacional.

Durante marzo, abril y mayo, Venezuela mantuvo aplanada su curva de contagios, prueba de ello es que el pico más alto de casos comunitarios se registró a finales de mayo, cuando se contaron 25 personas infectadas por esta vía.

Un hecho que incidió directamente en el aumento del número de casos, fue el ingreso de connacionales que migraron a otros países en años anteriores y que, víctimas de xenofobia, desempleo y escasas medidas frente a la pandemia, comenzaron a retornar masivamente al país, con la alta curva de contagio de las naciones de origen en el equipaje (Colombia, Ecuador, Perú, Chiley Brasil principalmente).

Venezuela ha denunciado de manera recurrente que está rodeada de naciones cuyas curvas de contagio están entre las primeras del mundo, por evitar la toma de decisiones pertinentes en la atención de la pandemia. Brasil, que en este momento ocupa el segundo lugar y Colombia que está en el puesto número 18.

El siguiente gráfico fue publicado este miércoles 22 de julio en un estudio global de The New York Times, que muestra el promedio de casos diarios por cada 100,000 personas en la última semana. Según el gráfico están en color rojo los países con mayor incidencia, en naranja la situación intermedia y en amarillo los que registran menos casos. En el mapa de Suramérica, Venezuela está rodeada.

Se evidencia además por qué América es epicentro actual de la pandemia.

Hasta la fecha, han ingresado al país 71 mil 664 connacionales por las diferentes fronteras terrestres e incluso por vía aérea desde otras naciones y continentes. 4 mil 641 de ellos han entrado al país con el virus.

El brote actual

Durante mayo y junio era evidente el crecimiento de personas contagiadas, la mayoría de ellas provenientes de lo que las autoridades nacionales han denominado «casos importados», pues provienen de la migración de retorno. En el mes de junio, 75% del total de casos en Venezuela provenían de otros países.

Pero el brote actual tiene como característica que ha potenciado la cantidad de casos comunitarios. El inicio de esta situación, según el seguimiento diario que lleva Hinterlaces.net, podría ubicarse desde el 17 de junio, fecha que el presidente Nicolás Maduro denominó como «el día más amargo del coronavirus» en el país. Esa fecha fueron detectados 159 casos comunitarios y 72 importados.

Desde entonces, ha comenzado a crecer el número de personas que se contagian dentro del territorio nacional, frente a las que ingresan con el virus. Según nuestras cifras, tal situación obedece al foco del Mercado Las Pulgas en Maracaibo, estado Zulia. El 25 de mayo el ministro para la Comunicación y la Información, Jorge Rodríguez notificó de esta situación y lo calificó como un «foco pequeño pero insidioso» pues se habían detectado 8 contagios en un día. Entonces, persistía la incidencia del foco en el estado Nueva Esparta, uno de los primeros tras la presencia de la pandemia por COVID-19 en Venezuela.

Baja letalidad alto porcentaje de recuperación

Venezuela también se mantiene entre los países con más baja letalidad en el mundo. Estados Unidos (144.958) y Brasil (81.597) ocupan los dos primeros lugares, mientras que Venezuela (120) y Albania (117) tienen la menor cantidad de decesos hasta este miércoles 22 de julio, según datos de la plataforma alemana Statista.

El país se mantuvo entre abril y mayo por más de un mes con 10 fallecidos. El 26 de mayo fallece el décimo primer venezolano a causa de complicaciones por este virus y durante la segunda semana de junio comienza un incremento paulatino de muertes que no se registraban a diario. Un dato a considerar es que Venezuela, desde la última semana de junio se mantiene con el registro de más de dos decesos al día. El mes de julio inició con 54 víctimas fatales, 22 días después, hay 124.

Sin embargo, el índice de letalidad del país es de 0.9% y el de personas que recuperan su salud es de 57%. En este contexto, Venezuela comenzó a impulsar la donación de plasma de los pacientes recuperados para el tratamiento de quienes tienen el virus activo.

Otro indicador de la gestión venezolana frente al COVID-19, es la cantidad de pruebas por millón de habitantes. Hasta este miércoles se han aplicado 1.441.066 test, es decir, 48.705 pruebas por millón de habitantes. La mayoría son las denominadas pruebas rápidas, aunque se espera incrementar el número de PCR, cuyo resultado es más exacto, pues el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas y el Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel, comenzarán a fabricar este tipo de pruebas.

Este miércoles 22 de julio Venezuela registró 366 contagios comunitarios y 24 importados y 4 decesos, con un total de 13.164 casos detectados, 7.461 de ellos han recuperado su salud, 5.569 tienen el virus activo y 124 personas fallecieron. El país continúa en la batalla por la conciencia en las medidas de prevención y por acceder a sus recursos internacionales, objeto del bloqueo impuesto por Estados Unidos y la Unión Europea, así como de la ayuda internacional para hacer frente a la pandemia por COVID-19.

Jessica Sosa