incursión militar
Venezuela neutraliza incursión militar

Venezuela madrugó este domingo 3 de mayo, con la noticia respecto una incursión marítima de mercenarios provenientes de Colombia, con el propósito de ejecutar asesinatos selectivos de los altos funcionarios del Gobierno venezolano, según informó el ministro para las Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Néstor Reverol.

Macuto en el estado La Guaira, fue el escenario del enfrentamiento entre las fuerzas de seguridad del Estado venezolano y el grupo irregular. 8 de los mercenarios fueron abatidos, entre ellos, Robert Colina Ibarra (alias Pantera), quien había sido ya señalado como parte de acciones insurreccionales emprendidas desde Colombia, bajo el mando del oficial desertor venezolano Clíver Alcalá Cordones, quien se encuentra actualmente en manos de Estados Unidos y quien confesó hace poco más de un mes, que junto al diputado Juan Guaidó, el venezolano Juan José Rendón y el apoyo de EEUU habrían adquirido un arsenal para la ejecución de actos terroristas en Venezuela.

El objetivo de estos grupos y sus conexiones no son ocultas, han anunciado de forma mediática diversas operaciones militares, Gedeón, Aurora, entre otras, para procurar acciones que permitan un derrocamiento de Gobierno. Son una especie de brazo armado de la estrategia multimodal contra Venezuela, en la que están incluidas desde las sanciones estadounidenses, hasta la estrategia de doble gobierno con el diputado Guaidó a la cabeza.

La operación de este domingo, es solo una de las incursiones y provocaciones en las fronteras terrestres, marítimas y aéreas de Venezuela ocurridas en los meses que van de 2020. El objetivo, según diversos análisis, propiciar la extracción del Presidente Nicolás Maduro y otros dirigentes del Gobierno nacional, de manera «quirúrgica». Algunos de los hechos más notorios de este año, que han significado amenazas de tipo militar contra el país son las siguientes:

  • Entre el 25 y el 31 de enero, Colombia y Estados Unidos realizaron ejercicios militares en territorio colombiano, en los que ejecutaron operaciones simuladas con barcos de asalto y paracaidistas de desembarcos en costas a Venezuela.
  • El despliegue del Comando Sur hacia las costas del Caribe, bajo la excusa de la lucha contra el narcotráfico.
  • El incidente con el buque de bandera portuguesa Resolute, señalado de haber sido utilizado como fachada para el traslado de fuerzas mercenarias hacia Venezuela.
  • Eso aunado a los más de 100 sobrevuelos en el último semestre del año pasado, de aviones de inteligencia electrónica de la Fuerza Aérea de EEUU sobre espacio aéreo venezolano.

En ese contexto, Hinterlaces.net entrevistó a Juan Martorano, abogado y analista político, para quien la amenaza se ejecuta en el escenario de la contingencia producto de la pandemia global por el Covid-19, «piensan que el Gobierno Nacional encabezado por el Presidente Nicolás Maduro se encuentra en una posición de vulnerabilidad, que no deben ellos desaprovechar», dijo.

Parte del asrsenal incautado la madrugada de este domingo al grupo de mercenarios en Macuto

Martorano advirtió que el riesgo en estos momentos no es una invasión tradicional, «sino más bien que estas fuerzas mercenarias podrían intentar una operación de extracción del Primer Mandatario Nacional, tal como ocurrió en 1989 en Panamá con Noriega o en el año 2009 con Zelaya, es lo que se conoce como el Golpe Seco».

Consideró fundamental tomar en cuenta la posibilidad de acciones por parte de «células durmientes del paramilitarismo colombiano y gringo con eventos terroristas como voladuras de centrales eléctricas, sabotaje a servicios públicos esenciales (lo cual en este momento de pandemia sería delicado), asesinato selectivo y todo lo que sus manuales de guerra indican. Hay que prepararse para conflictos no convencionales, porque en el caso de los convencionales, serían muy predecibles las modalidades operativas, y por ende mucho más sencilla su neutralización», recalcó.

Para Martorano, lo ocurrido en la madrugada del 3 de mayo en Macuto, «no es más que la concreción de la denominada Operación «Antorcha», que el adlátere del fascismo criollo, Enrique Aristiguieta Gramcko, señaló hace 5 días en Carta a Elliot Abrams», el analista refiere una carta en la que el dirigente político plantea una operación para establecer una «zona liberada» en el país, en la que se logre establecer un Gobierno transitorio, como ocurrió en África durante la Segunda Guerra Mundial. «Es decir, no es más que una reedición de la invasión a Bahía de Cochinos, o Playa Girón ocurrida del 17 al 19 de abril de 1961 en la Cuba de Fidel y Raúl», insistió.

Respecto a lo ocurrido en Macuto, presidente dela Asamblea Nacional Constituyente, Diosdado Cabello señaló que la operación fue financiada por el narcotráfico y está implicado el Gobierno de Estados Unidos y «la oligarquía colombiana. Agregó que uno de los detenidos es un venezolano que ha participado en operaciones de la DEA en América. No descartó la posibilidad de nuevas acciones internas en el país, por parte de grupos ligados a estos factores. Al respecto aseguró que «si ellos tuviesen éxito estaríamos condenando a nuestro pueblo a la violencia, por eso tenemos la obligación de actuar de manera rápida, oportuna y contundente».

La operación detectada en la madrugada de este domingo continúa, por lo que el Gobierno nacional continúa en acciones de rastreo de mercenarios que puedan estar en el país, por lo que las autoridades se mantienen en alerta ante las amenazas. «Responderemos de manera contundente contra estos grupos terroristas que atenten contra nuestra paz que es y será nuestra principal victoria», dijo el ministro Reverol.

Jessica Sosa