Reporte diario: 20 de mayo 2020

La vicepresidenta de Venezuela Delcy Rodríguez, informó que el continente latinoamericano pasa a ser el nuevo foco de la pandemia por el nuevo coronavirus, sólo en Brasil la cifra de contagios supera los 378 mil y las muertes llegan a 23.622 en el gigante suramericano.

En el caso de Venezuela, a través de un pase televisivo el presidente de la República, Nicolás Maduro, informó sobre 1 nuevo caso comunitario y 33 nuevos casos internacionales, de los cuales 21 son de Brasil y 12 de Colombia. Con estos nuevos casos el país llega a 1.211 de los cuales 302 ya están recuperados.

Asimismo informó sobre el fallecimiento de un paciente de COVID-19, proveniente de La Vega, que estuvo en contacto con un contagiado proveniente de Colombia, con este deceso el país llega a 11 fallecidos por coronavirus.

El mandatario lamentó la muerte de un paciente de 65 años la primera muerte que se registra desde el pasado 19 de abril, y pidió redoblar los cuidados para no tener más bajas por el coronavirus, sobretodo al personal médico que atiende a los pacientes y que es responsables de realizar el despistaje en todo el país. «Tenemos que cuidar a los que nos cuidan», resaltó.

«Entre cuarentena y producción no hay contradicción«

Sobre las medidas de flexibilización en la que se trabaja de manera conjunta con las gobernaciones, dijo que aunque en otros países la reactivación de la economía es un conflicto porque «se refieren a discotecas y lugares que nada que tienen que ver con las necesidades primarias», en Venezuela «entre la cuarentena y la producción no hay contradicción, eso es un tema claro para nosotros», aclaró al referirse a que se debe flexibilizar la producción de empresas claves para la vida cotidiana.

Al respecto la vicepresidenta Delcy Rodríguez, dijo que se deben aplicar nuevas medidas en el transporte público, que se basan en respetar el distanciamiento social, «los autobuses no pueden tener ocupados todos los puestos y las ventanas deben permanecer cerradas», indicó.

El presidente Maduro, realizó un pase con la fábrica de autobuses Yutong, en el estado Yaracuy, desde donde el gobernador Julio León Heredia dijo que más de 600 autobuses serán entregados para sumarse a la flota de transporte público del país.

«Estoy consciente de que es necesaria la flexibilización de la vida social y económica pero de manera organizada y segura. No hemos tenido casos de coronavirus entre los trabajadores de la plataforma industrial, por los protocolos que se han estado aplicando», dijo al tiempo que indicó que para flexibilizar la cuarentena era necesario que los casos comunitarios llegaran a su más bajo nivel, como se ha logrado hasta este momento.

Sobre los migrantes y venezolanos repatriados que llegan enfermos de COVID-19 a Venezuela, señaló como responsables a los países de origen y su mal manejo de la epidemia. «Nos toca a nosotros asumir la responsabilidad de otros países, estamos esperando 50 mil venezolanos más que están huyendo de los gobiernos del Grupo de Lima. Tienen a sus países plagados de coronavirus y vienen a señalar a Venezuela», sentenció el mandatario venezolano.

Venezuela se mantiene como uno de los países que más test de despistaje realiza para controlar la epidemia. Hasta la fecha se realizan 28 mil 846 pruebas por habitante, en contraste con países que sólo priorizan o realizan pruebas a quiénes tienen síntomas evidentes, para confirmar la enfermedad.

Prensa Hinterlaces