Coronavirus en tiempos de bloqueos y sanciones
Coronavirus en tiempos de bloqueos y sanciones

Estamos profundamente preocupados tanto por los niveles alarmantes de propagación y gravedad como por los niveles alarmantes de inacción. Por lo tanto, hemos evaluado que COVID-19 puede caracterizarse como una pandemia”, con estas palabras de Tedros Adhanom Ghebreyesus, Director de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se encendieron las alarmas en todo el mundo.

La declaración del vocero de esta instancia internacional de la salud obedece a que el virus ha llegado a 114 países, (más del 90% de los casos en China y Corea del Sur), donde ya se registran 118.000 infectados y 4291 muertes por la enfermedad.

Esta pandemia producto de la expansión de la Covid-19, mejor conocido como coronavirus, preocupa a los gobiernos de países que están bajo bloqueo económico por parte de Estados Unidos, entre ellos Irán, nación en la que ya se registraron los primeros casos y se cuentan más de tres mil infectados y cuyo gobierno se vio obligado a solicitar ayuda al Fondo Monetario Internacional para combatir el virus.

El presidente iraní, Hassan Rouhani, rechazó la hipocresía de la Casa Blanca, quien a la par de las sanciones, ofreció ayuda humanitaria para atender la emergencia, pero el mandatario descartó la oferta y señaló que Washington primero debería levantar las sanciones a las importaciones de alimentos y medicinas.

«Si está diciendo la verdad, al menos levante la sanción por medicamentos, este es el primer paso, digamos que hemos hecho mal a la nación iraní y nos disculpamos y nuestro primer paso es liberar las relaciones”, dijo al tiempo que calificó  las medidas coercitivas como “el acto más cruel contra el pueblo iraní” desde 2018, después de abandonar el acuerdo nuclear con la República islámica.

Venezuela, un paso adelante del Coronavirus

Con esta declaración de la OMS, la vulneración de los derechos de los ciudadanos aumenta de manera proporcional en casos como Venezuela, un país, que al igual que Irán, se ha prohibido el ingreso de medicamentos después que el gobierno estadounidense impusiera un paquete de sanciones contra la población.

24 horas después de la noticia, el presidente venezolano Nicolás Maduro denunció que el país hizo las gestiones para adquirir los insumos para el diagnóstico certero del virus, sin embargo las empresas respondieron de manera negativa, con el alegato de «estar amenazadas por el Gobierno de EEUU por las sanciones», dijo el mandatario.

En ese contexto, Maduro habló al país para dictar una serie de medidas de protección a la población, entre las que destacan:

  • Declaró en emergencia el sistema de salud, con el propósito de facilitar el abordaje de los casos sospechosos y atender de manera oportuna los casos que pudieran presentarse.
  • La habilitación de 46 hospitales a escala nacional y algunas clínicas privadas, para una eventual situación de contagio.
  • Suspensión del ingreso de vuelos al país provenientes de Colombia y Europa durante 30 días, a partir del 15 de marzo.
  • Suspensión de movilizaciones masivas y cierre de espacios públicos donde puedan concentrarse multitudes como museos, , iglesias, conciertos, etc.
  • Anunció que de ser necesario, podría considerarse la suspensión de las actividades académicas.

Venezuela adopta medidas de protección ante pandemia COVID-19

Ante las medidas tomadas por el ejecutivo nacional el equipo de Hiterlaces.net consultó al Doctor Ricardo León, director del Observatorio Salud Medio Ambiente e Impacto Social de Venezuela, e investigador de virus, para conocer si éstas responde al protocolo internacional y si serían suficientes en un eventual caso de coronavirus 2019 en Venezuela. 

Estas medidas de Estado realmente obedecen a los criterios de cerco epidemiológico y de vigilancia epidemiológica que deben acatar los Estados, no solo los que tengan casos sino los que tengan riesgo de casos de coronavirus o enfermedades de tipo epidémicas o pandémicas. La OMS dicta las líneas y los Estados las aplican, en este caso me parecen acertadas y preventivas y que ofrecen garantías de salud a la población”, dijo en relación a los anuncios del presidente Nicolás Maduro. 

Lejos de ser exageradas, como la quieren tildar algunos medios son medidas acordes a los parámetros internacionales de los organismos competentes”, recalcó León, quien destacó también que Venezuela está preparada para el coronavirus porque cumple con los protocolos y posee «una línea de cerco epidemiológico en las fronteras».

Para el profesional de la salud no hay de qué preocuparse. A su juicio, la buena relación con China y Cuba son esenciales en este caso. «La cooperación Cuba-Venezuela nos está ayudando con medicamentos probados en Wuhan que fueron efectivos en este tipo de virus«.

Durante la alocución presidencial de este jueves, se pudo conocer también que estará activo un puesto de Comando Presidencial durante las 24 horas y se contempla el cierre de las fronteras con Colombia y Brasil, países a los que el jefe de Estado venezolano pidió poner de lado las diferencias ideológicas, por la salud de las personas.

Unos 30 casos sospechosos se han descartado en el país, dos fueron confirmados recientemente, según habría confirmado la vicepresidenta Delcy Rodríguez, ingresaron de vuelos provenientes de Europa. En este contexto, el mandatario venezolano instó a la red de Organizaciones sociales a sumarse y estar alertas en una batalla que podría ser desigual debido a las sanciones y el bloqueo que enfrenta Venezuela.

Tedros destacó en su discurso que “nunca antes habíamos visto una pandemia que pudiera ser controlada” y entre las dificultades mencionó los problemas de “falta de capacidad”, “falta de recursos”, y “falta de determinación”, pero no mencionó el bloqueo como uno de los elementos de riesgo para los países que esperan se levanten las sanciones que lejos de afectar a los gobiernos afecta a las poblaciones y las vuelve más vulnerables respecto al resto de los países.

Semanas antes la OMS dijo que hacían falta 675 millones de dólares “para ayudar a mitigar al coronavirus” a los países menos preparados en caso de que el virus llegue a sus territorios, pero sigue guardando silencio ante la situación de bloqueo económico y comercial de los países que son afectados por las medidas unilaterales de EEUU, lo que pudiera leerse como un doble rasero en el tratamiento a la pandemia.

Emily Caro