El ministro para Comunicación e Información, Jorge Rodríguez, informó que este viernes fueron diagnosticados 23 nuevos casos de COVID-19 en el país, 20 de ellos en el estado Nueva Esparta, 1 en el estado Táchira, 1 en Miranda y otro en Barinas. En total, existen 227 contagios en todo el territorio nacional.

El ministro explicó que la cantidad de infecciones detectadas en Nueva esparta, obedecen a que una escuela de béisbol violentó la cuarentena y se mantuvo realizando actividades deportivas. Detalló que en el centro deportivo «habían 61 personas compartiendo, de los cuales 35 eran deportistas, dos de ellos viajaron a República Dominicana y vinieron contagiados y contagiaron a otros».

Rodríguez indicó que la detección de los casos fue posible gracias a la acción de las brigadas de médicos cubanos, quienes detectaron la irregularidad en la escuela de bésibol. El dueño del centro señaló en declaraciones ante la Fiscalía General de la República, que un epidemiólogo de la gobernación de la entidad insular dio el visto bueno a que el espacio continuara funcionando, aún cuando estaba ya decretada la cuarentena nacional.

Entre los contagiados como consecuencia de esta acción, se cuentan trabajadores entre 23 y 48 años y el resto son jóvenes entre 12 y 15 años de edad.

En tal sentido, el presidente Nicolás Maduro ordenó que la viceministra de salud, Marisela Bermúdez actúe como cabeza de una iniciativa interventora de la Dirección de Salud de la gobernación y abrir una averiguación administrativa al epidemiólogo que avaló el funcionamiento de la escuela de béisbol.

Hasta la fecha, existen 113 pacientes recuperados, 46 en los Centros de Diagnóstico Integral, 36 en hospitales centinela, 21 en clínicas privadas 2 en hoteles Rodríguez insistió en no relajar la cuarentena, como única medida para mantener frenado el avance de la pandemia en el país.

Jessica Sosa