Sacha Llotenti, Secretario Ejecutivo del ALBA-TCP

Cuando se creó la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América – Tratado de Comercio de los Pueblos (ALBA-TCP), en el 2004 se buscaba construir una nueva forma de razonamiento y dar el salto cualitativo a la unidad de los pueblo, hoy en día bajo esa premisa se anuncia también una identidad antiimperialista, anticolonialista y anticapitalista.

Así lo aseguró este domingo, Sacha Llotenti, Secretario Ejecutivo del ALBA-TCP, durante su participación en el programa Análisis Situacional que conduce el presidente de Hinterlaces, Oscar Schémel.

Destacó que la Alianza está ampliando y consolidando su área de trabajo. «El Alba se creó ante la pretensión de convertir a la región en una fuente de recursos naturales con mano de obra barata y el control de las vías de comercio internacional dirigidos por Estados Unidos«, dijo.

Agregó que el ALBA tiene que superar obstáculos que otros organismos no tienen y ese obstáculo son las medidas coercitivas unilaterales. Frente a esto busca construir una nueva forma de relacionamiento y de intercambio de bienes y servicios como mercancía con el valor agregado de la solidaridad, aseguró Llorenti.

Logros del ALBA-TCP

En materia de logros, aseguró que estos son inigualables en especial en materia social. «El programa de alfabetización y la metodología cubana del «Yo sí puedo» declaró libres de analfabetismo a Bolivia y Nicaragua. La Misión Milagro en Venezuela operó a millones de personas, así como en Bolivia donde se operaron más de 600 mil personas», dijo.

Agregó que con la pandemia se creó un fondo humanitario para que los países más pequeños de la Alianza adquirieran las vacunas, además un puente aéreo para los materiales y una serie de iniciativas en materia de turismo, juventud, derechos de la mujer y otros.

«De manera que el ALBA ha sido un mal ejemplo para los poderes dominantes en el mundo que buscan mercantilizar el mundo y por eso buscan extinguirlo».

De igual manera Llorenti explicó que Venezuela ha avanzado en materia de producción y es importante dar a conocer que se pasó de una cultura exportadora a una de producción.

La producción de alimentos y de medicamentos en la región será un tema a tratar en octubre en una reunión del ALBA en Bolivia, así como la experiencia de Nicaragua, de Bolivia y de Venezuela en materia de producción energética.

Llorenti aseguró que el tema de la pandemia, «desnudó el carácter criminal de la sanciones contra el mundo, porque en una situación tan dramática en vez de disminuirlas las incrementaron y han utilizado la pandemia como un arma en contra de los pueblos, prohibiendo que ingresen medicamentos», denunció.

Finalmente dijo que el ejemplo de Venezuela es heróico. «Además de haber sufrido una guerra en su moneda, se ha atacado la producción de petróleo, la incursión de mercenarios, el intento de magnicidio y todo eso lo ha vencido la Revolución Bolivariana», finalizó.

Narkys Blanco