#EnTresDatos suministro gasolina
#EnTresDatos suministro de gasolina en Venezuela

En las próximas horas, llega al país el Fortune, el primero de los 5 tanqueros iraníes previstos para el auxilio de la situación de escasez de combustible en Venezuela. Según las informaciones suministradas por distintos expertos y analistas dentro y fuera del país, el arribo de estos buques no solamente representan un triunfo de la multipolaridad, debido a las amenazas proferidas por Estados Unidos contra esta acción bilateral; además, podría permitir la normalización de la distribución de gasolina en la nación suramericana.

Hinterlaces.net le explica por qué en tres pasos:

  • Dato 1: Los buques provenientes de irán, no solamente traen gasolina (entre 1.2 y 2 millones de barriles), sino que además, uno de ellos, el Clavel, trae alrededor de 330 mil barriles de aditivos, que permitirán el procesamiento del combustible a partir del crudo venezolano, actividad interrumpida entre otras razones, por la imposibilidad de importar estos insumos, como consecuencia de las sanciones coercitivas y unilaterales impuestas por el Gobierno de Estados Unidos contra la nación.
  • Dato 2: Antes del inicio de la cuarentena, el consumo nacional estaba por el orden de los 150 mil barriles diarios. Luego de las medidas de aislamiento y con la escasez de gasolina, la cifra alcanza a la fecha unos 30 mil, que son producidos por la refinería El Palito. El cargamento de los buques, permitirá al Gobierno nacional administrar el contenido, para sumar 30 mil barriles durante mes y medio, mientras se reactiva la refinería de Cardón en el centro de Refinación Paraguaná, con lo que el país podría arribar progresivamente a 90 mil barriles y permitir una reactivación paulatina de importantes sectores productivos, el el marco de la reducción del consumo de combustible generada por la pandemia.
  • Dato 3: Puertas adentro de la empresa petrolera nacional, el la llegada de estos buques otorga tiempo para el arranque de las plantas de refinación. Se habla con optimismo de un nuevo modelo de gestión en el que se garantiza la participación de los trabajadores con amplia trayectoria en la industria, “con sentido de pertenencia, que fuimos los mismos que recuperamos la empresa cuando el sabotaje de 2002 y ahora teníamos casi 2 años trabajando en presentar la propuesta de recuperación para el sistema refinador”, habría declarado José Joaquín Vargas, trabajador del sector con amplia experiencia. Se trata de un grupo de líderes del sector petrolero, quienes encabezan las reparaciones y arranque en las refinerías que llevarán adelante el restablecimiento del complejo sistema refinador del país.

Evidentemente, la probabilidad de éxito de estos planes, depende de otros factores que el Gobierno nacional tiene el reto de controlar, vale decir, el contrabando, las nuevas mafias alrededor de la venta ilícita de la gasolina, así como el trabajo conjunto de los sectores involucrados en la reactivación de las refinerías, incluyendo contratistas e inversionistas privados.

Jessica Sosa