El asesinato del joven afroamericano George Floyd el pasado 25 de mayo, desató una estampida social en Estados Unidos, que hoy es considerada como la manifestación popular más grave desde 1968, tras el asesinato de Martin Luther King Jr. Sin embargo, una de las consecuencias más interesantes, ha sido el resurgimiento de Anonymous, una organización internacional de ciberactivistas anónimos que amenaza con publicar información oculta que devela intereses del poder mundial.

Su génesis, según está registrado en la web, fue en el año 2003 en los foros de hackers 4chan. Su identidad, es decir, la identidad de los más de mil anonymous alrededor del mundo, es protegida por la máscara de ‘V from Vendetta’. Estos hackers se han atrevido a poner nombre y rostro a los pedófilos más poderosos de la historia.

Hinterlaces.net te muestra #EnTresDatos algunas de las perlas que desde ya, ha soltado Anonymous desde su reaparición

1 ¿Quiénes son los Anonymous? Esta organización está compuesta por un grupo de hackersactivistas que apoyan las luchas sociales a nivel mundial a través de la revelación de información que ocultan políticos y dueños de las fortunas más grandes del mundo, como lo hizo en 2005, cuando reveló una red de pedofilia y prostitución con sede en la isla privada del multimillonario Jeffrey Epstein, quien, según el gobierno estadounidense, se suicidó en agosto de 2019 mientras cumplía condena por trata de menores. Uno de los golpes más fuertes que Anonymous ha dado al sistema, está relacionado una lista de pederastas, que en esta ocasión se actualiza. En las nuevas filtraciones de archivos y documentos, esta «lista negra» de depredadores sexuales, ahora incluye al empresario venezolano Gustavo Cisneros y su esposa Patricia Phelps, vinculados a esta red de prostitución, trata de mujeres y tráfico de menores.

2 ¿Por qué o por quiénes regresaron? En sus publicaciones Anonymous vincula también al presidente de EEUU Donald Trump, con esta red de pedofilia. Aunque la reaparición de Anonymus se da en medio de protestas en EEUU, esto es sólo es el caldo de cultivo perfecto para volver con un mensaje directo contra Trump: «hiciste matar a Jeffrey Epstein para encubrir tu historia de tráfico de menores y de violación«, en otro mensaje al FBI les proponen investigar al Presidente por pedofilia.
En la lista negra de pederastas no sólo está Donald Trump, también figuran Bill Clinton, el actor Kevin Spacey, el comediante Chris Tucker, Ghislaine Maxwell, el Príncipe Andrés y el Príncipe de Arabia, Mohammed bin Salman, entre muchas otras personalidades, algunas relacionadas con la Corona Británica.
Al respecto, documentos revelan que la muerte de la princesa Lady Di, está vinculada con el encubrimiento de delitos sexuales por parte del príncipe Carlos, y que el asesinato fue responsabilidad de la corona británica para encubrir la relación de la monarquía con Epstein.

3 Anonymous abre otra caja de Pandora. En el contexto de una pandemia por COVID-19, Anonymous, también disparó contra la Organización Mundial de la Salud (OMS), y puso en tela de juicio el papel de esta organización, a la que responsabiliza de priorizar los intereses de sus donantes por encima de la salud pública mundial. “Se cree ampliamente que ustedes son un grupo que realmente busca mantener la mejor salud pública en todo el mundo, pero se ha hecho evidente que son más una organización política que un servicio público (…) Han fallado por su negativa a admitir en las primeras etapas del brote que se estaba produciendo la transmisión humana, hecho obvio entre científicos y periodistas de todo el mundo», dice en el video, en el que recordaron al mundo que los mayores donantes de la OMS son el Gobierno de EEUU, China y la fundación Gates.

Pero el regreso de esta agrupación hackersactivista no sólo fue para filtrar información, esta vez pasó a las acciones, al eliminar la página web de la policía de Minneapolis, también hackeó la central de radio de la policía de Chicago para hacer sonar el conocido rap de protesta de la población afroamericana, «Fuck tha Police» (a la mierda la policía) y tumbó más de 10.000 páginas de pornografía infantil. Los cimientos del mundo, sobretodo los de EEUU, visto siempre como el país del sueño americano, se fracturan aún más. Anonymous deja atónito al mundo y a la expectativa, por la promesa de revelar pronto más información.

Emily Caro