racismo eeuu
Para que acabe el racismo debe acabar el capitalismo

George Floyd. Un nombre en un universo. El color de piel en estados Unidos es motivo de sospecha y asesinato. Floyd, esposado con las manos en su espalda, indefenso en el piso intentó encontrar aire para respirar, suplicó por su vida, mientras la rodilla de Dereck Chauvin, oficial de la policía de Minneapolis presionaba su cuello. Lo bajaron de su auto por sospecha de falsificación, no había motivos para asesinarlo.

El alcalde de Minneapolis, Jacob Fray consideró que «ser negro en Estados Unidos no debería ser una sentencia de muerte», pero lo es. Según el Movimiento de base Malcolm X, una mujer, hombre o niño negro es asesinado extrajudicialmente en ese país cada 28 horas.

Años de rabia, discriminación, segregación y violencia, hoy se expresan en las calles de al menos 150 ciudades en EEUU. El asesinato de Floyd ha fungido como combustible espontáneo de los manifestantes, cuya presión generó que por primera vez en su historia, se apaguen las luces de la Casa Blanca y el presidente de ese país, Donald trump, se atrinchere en un búnker.

Hinterlaces.net entrevistó a Taliba Obuya, integrante del Movimiento Malcolm X respecto a lo que ocurre actualmente en la nación norteamericana. Obuya debió responder vía Whatsapp, en medio de toques de queda, represión y persecución.

¿Cuál es el propósito de estas protestas? ¿Son movimientos orgánicos o hay un propósito?

Hay muchos propósitos para la protesta. La gente está indignada, están heridos y «enfermos y cansados ​​de estar enfermos y cansados», citando a Fannie Lou Hamer. La otra razón es la solidaridad por el asesinato de Geroge Floyd o tantos otros.

George Floyd fue asesinado el 25 de mayo, pero ha habido tantos otros asesinatos extrajudiciales de personas negras por parte de la policía y viligantes racistas blancos. El 7 de mayo Sean Reed es asesinado en Indianápolis, su asesinato fue transmitido por él mismo en Facebook Live. La policía le disparó 13 veces.

El 13 de marzo, en Louisville, Kentucky, Breonna Taylor fue asesinada en su casa por la policía. Allanaron su vivienda buscando a un presunto prófugo, equivocaron la casa y la asesinaron. El 23 de febrero, en Brunswick, Georgia, Ahmaud Arbery fue asesinado por dos hombres blancos, padre e hijo, mientras trotaba en su vecindario. Entonces esta ira es justa.

En 2015, un video mostró como un oficial asesinó a tiros a Walter scott en North Charleston

¿El manejo de la pandemia por COVID 19 en los Estados Unidos también ha sido racista?

Sí, así como las comunidades negras y marrones viven bajo las opresivas infraestructuras imperialistas de supremacía blanca en las que se fundó Estados Unidos, la respuesta al COVID-19 no fue diferente. Vemos que COVID-19 está teniendo un grave impacto en las comunidades negras, marrones y pobres. Al principio, algunas organizaciones estaban rastreando los números de muertes. A medida que los resultados continuaron mostrando el impacto desproporcionado en los negros, dejaron de rastrear por raza. En abril, las personas negras constituían el 30% de la población de Georgia, el 36% de los casos confirmados por COVID19 (28% de raza sin confirmar) mientras que las personas negras representaban el 50% de los fallecidos.

¿El racismo en Estados Unidos tiene un final? ¿Cómo puede lograrse?

El racismo no ha terminado en el imperio de los Estados Unidos. Poner fin al racismo significaría acabar con el capitalismo en los Estados Unidos, que empezó con el asalto genocida contra las personas indígenas que habitaban, Turtle Island, (nombre de Estados Unidos antes del colonialismo). Para terminar con el racismo, es necesario un desmantelamiento completo de todos los sistemas que protegen la infraestructura de poder, comenzando con el sistema penitenciario, el sistema educativo, el sistema de salud y evidentemente el sistema económico. La nación oprimida de descendientes de africanos esclavizados necesita reparaciones, un proceso de verdad y reconciliación y luego un llamado a un plebiscito para responder a la cuestión de la autodeterminación. Eso es solo por nombrar algunas rutas. Las estructuras actuales en su lugar solo sirven para mantener el status quo.

En Estados Unidos, 13% de la población es de origen afroestadounidense. De las cien mil muertes registradas por coronavirus, al menos 25% obedecen a personas de piel negra. Frank Edwards, sociólogo de la Universidad de Rutgers, publicó en 2019 un estudio en las actas de la Academia Nacional de Ciencias, según el cual, uno de cada mil hombres y niños negros puede esperar ser asesinado por la policía, lo que significa que son 2.5 veces más propensos que los hombres y niños blancos a fallecer durante un encuentro con los cuerpos de seguridad.

Ese mismo estudio comprueba que la principal causa de muerte de los hombres afroamericanos en EEUU, es ser asesinados por los cuerpos policiales.

La batalla de la población estadounidense de los días recientes, reivindica además otras luchas contra la injusticia en el mundo. Otro militante por los derechos de las poblaciones afroestadounidenses, Akinyele Umoja, no pudo contestar nuestra entrevista, pero al saber que lo consultamos desde Venezuela manifestó «We must do more here to stop Trump´s Sanctions and others aggressions» (Debemos hacer más desde aquí para frenar las sanciones de Trump y otras agresiones).

Jessica Sosa