esequibo
Con el Esequibo se gesta una causa de guerra contra Venezuela

A principios de 2020, se cumplieron 54 años de la firma del Acuerdo de Ginebra, un documento signado entre Venezuela, Gran Bretaña e Irlanda del Norte, en el que se reconoce la soberanía venezolana sobre el territorio Esequibo y se anula el laudo arbitral que cedía de manera ilegal, ese espacio geográfico a la colonia de la Guayana Británica en 1899.

Tal documento insta a ambas partes a resolver de manera pacífica y política el conflicto. La disputa luego quedó por resolver entre Venezuela y Guyana al recibir éste país la independencia por parte de Inglaterra.

Actualmente, Guyana y el ala radical de la oposición venezolana son punta de lanza de un esquema de agresión contra Venezuela, que implica el despojo de este territorio, para la explotación de sus recursos minerales y como parte de la estrategia geopolítca que hoy se emprende contra el país, liderada por Estados Unidos.

Al respecto, Hinterlaces.net entrevistó a la abogada y constituyente María Alejandra Díaz, quien ofreció su perspectiva respecto al tema y opinó que se gesta contra Venezuela una causa de guerra.

  1. ¿A qué obedece que Guyana se aparte en este momento del Acuerdo de Ginebra y denuncie a Venezuela ante la Corte Internacional de Justicia?

Guyana no se está apartando ahorita, creo que tienen 5 años planificando este escenario, es decir, desde el 2015. Ellos vienen trabajando en esto desde que ganó David Granger, que es cuando se desata toda una política para la entrega indiscriminada de concesiones a más de 16 empresas de países como Holanda, Canadá, Rusia, China, Estados Unidos y Reino Unido. Lo más importante de todo es que detrás de toda esta estrategia está la reina de Inglaterra que es la que apoya a Guyana.

Ahora, desde 2018, el lobby corporativo y la Organización de Naciones Unidas, le dan el zarpazo a la buena fe de Venezuela que nombró como intermediario al secretario General de la ONU, Antonio Guterres, y él envía como forma de resolución de conflictos a la Corte Internacional de Justicia. Esa es la estrategia planificada desde hace rato por Guyana apoyada por Inglaterra; están apurados porque dieron concesiones en ese territorio y necesitan tener la certeza de que pueden seguir usufructuando los recursos, pero ahora legalmente a través  de un título precario que pretende darle la CIJ, con una sentencia que sería nula porque no tienen atribuciones para juzgar ese diferendo; el acuerdo de Ginebra firmado en 1966 establece cuál es el camino.

  • 2. ¿Qué implicaciones tiene esa decisión de Guyana en este momento?

Nos llevaron a la CIJ. Pero Venezuela desconoce la jusrisdicción de la corte históricamente. A pesar de eso sigue el juicio inaudita parte porque el estatuto de la corte lo permite. Creemos que la estrategia nuestra más que a la defensiva debe ser ofensiva y por eso hacemos el señalamiento de que se debe revisar la estrategia legal.

La figura del buen oficiante fue abandonada y Guterres optó por someter la decisión a la jurisdicción de la CIJ, pero no somete a juicio el convenio de Ginebra, sino el laudo, la demanda que intenta Guyana en este momento es sobre el laudo que le reconoce 159 mil y tantos kilómetros venezolanos a Inglaterra, fingen demencia al desconocer el acuerdo de 1966, toda una estrategia para concretar el despojo y la piratería del coloniaje británico.

  • 3. ¿Qué recursos le quedan a Venezuela en ese contexto?

Yo pienso que deberían recusar a los jueces, seguir ejerciendo control sobre ese territorio.

Imagínate lo que significa que nos dejen sin la salida del Orinoco, eso es un casus belli, imagínate si intentan imponer esa sentencia como le hicieron a Bolivia, que perdió su derecho al mar por esa misma corte. Lo que pudiera estarse gestando es una causa de guerra, y por eso alerto que tenemos que actuar con tiempo para resolver este tema.

  • 4. ¿Qué tiene que ver la oposición radical venezolana en ese escenario de entrega del esequibo?

Es importante recordar que se reveló un audio de la supuesta embajadora virtual de Guaidó ante Reino Unido, Vanessa Neumann, que ya tenía claro que no se podía hablar respecto al tema, porque ya estaba arreglado con Inglaterra. ¿A quién representa Guaidó?, a los intereses del Estado profundo, Inglaterra es uno de esos intereses; ellos de hecho le pidieron a Inglaterra que se quedaran con el oro venezolano.

Si bien es cierto que a lo interno Guaidó no ha podido avanzar, en lo externo si porque él es la punta de lanza para el despojo contra Venezuela. por eso nosotros decimos que hay que revisar profundamente hasta ahora cuál ha sido la estrategia de Venezuela en esa defensa, porque al final creo que vamos a tener que imponer la opción de fuerza para poder rescatar el territorio. Ojalá que no.

Los intereses tras el Esequibo

El territorio Esequibo, no solamente es un espacio de gran importancia geoestratégica por su salida hacia el océano Atlántico, sino que además, posee grandes riquezas, producto de las características de su suelo, que es de los más antiguos del planeta.

Bauxita, oro y manganeso, son algunos de los minerales probados, además de tener importantes reservas de petróleo, gas natural y uranio, recursos tras los que ya se han puesto en marcha grandes trasnacionales como Exxon Mobil, y por supuesto tras estas empresas, la vocería estadounidense.

No obstante, este sábado la vicepresidenta ejecutiva de la República Delcy Rodríguez, se pronunció respecto al caso en compañía del resto de los poderes públicos nacionales e insistió en que Venezuela seguirá abordando «los caminos de la paz, del entendimiento, de la hermandad, de la cooperación, de la amistad» para la resolución del conflicto.

Jessica Sosa