Freddy Bernal, gobernador del Táchira.

La apertura de la frontera entre Colombia y Venezuela y el restablecimiento de relaciones políticas ha sido positiva para ambos países, en tan solo mes y medio se han intercambiado 600 millones de dólares y se prevé que para 2023 esa cifra sea de 1.500 millones de dólares.

Así lo aseguró este domingo el gobernador del estado Táchira, Freddy Bernal, durante su participación en el programa Análisis Situacional que conduce el presidente de Hinterlaces, Oscar Schémel.

Explicó, que este proceso va a generar la repotenciación de la frontera en más de 630 empresas, 3 mil empleos directos y se espera que en 3 años genere 10 mil empleos directos, se fortalecerá el comercio, el transporte, los deliverys, las posadas, los hoteles, el intercambio comercial y el intercambio turístico.

«Estamos trabajando con la cámara de comercio del norte de Santander para que los turistas de Pamplona y otros sectores vengan a Táchira y de ahí vayan a los sectores turísticos venezolanos. Se abre un camino de prosperidad», detalló.

Explicó que en la frontera hay 630 empresas de las cuales el 10% estaban operativas 100% y las demás sobrevivían. «Ahora esperamos que todo esto se recomponga, en especial en textiles, marroquinería, madera, metalúrgica y ya hemos comenzado un intercambio directo entre los empresarios del Táchira y la CVG sin intermediarios», acotó.

Aseguró que están trabajando para activar todos los mecanismos logísticos, de seguridad e infraestructura para que se dé la apertura total de la frontera. Bernal, detalló que entre los procesos de reanudación de las relaciones entre ambas naciones que impulso el presidente, Nicolás Maduro, se realizaron reuniones de bajo perfil durante más de un año con autoridades colombianas en medio de la pandemia en la administración de Iván Duque, «que nos permitieron la entrada de Venezuela de más de 126 mil connacionales que estaban en América huyendo de la pandemia», acotó.

Seguridad en la frontera

Respectó a la seguridad explicó que es imposible parar una dinámica que tiene 100 años, refiriéndose al paso de las Trochas, el cual explicó que en la actualidad solo se utiliza para el paso de personas cercanas que pasan a comprar.

«El intercambio de productos ya se normalizo y comenzó a hacerse por la aduana lo que hará que se invierta en servicios. El Táchira tiene un potencial minero y asfalto férreo. Estamos trabajando en una alianza triple, la corporación venezolana minera, gobernación del Táchira y empresarios privados dispuestos a invertir en las minas del Táchira. En el Táchira hemos entendido que el estado no tiene los recursos para avanzar solo y eso también lo entendió el empresario privado que quiere participar», afirmó.

Nuevo modelo económico

Bernal también se refirió a la parte política del país, aseguró que en Venezuela se está dando un socialismo con particularidades, construido por la gente y que se da luego del fin de una polarización que le trajo a la gente tristeza.

«El empresario venezolano sabe que tiene mayor oportunidad de crecimiento con nosotros que con esa oposición enloquecida que los llevo a la quiebra y algunos a la cárcel. En Táchira pasamos de un discurso a una acción y se integraron sectores que hace años era imposible que se sentaran a dialogar. Lo primero que hemos logrado es la armonía social», dijo.

Destacó que el Táchira produce el 30% de las hortalizas y es el segundo productor de leche, el sexto productor de carne, además tiene un inmenso potencial minero y uno turístico y va en camino a ser un puerto seco de Venezuela.

Afirmó que Venezuela está entre los 10 países como fuentes de recursos en el mundo y eso significa que debe haber una recomposición de fuerza porque ya no es EEUU quien tiene el poder mundial, cosa que se evidenció cuando 185 países votaron en la ONU a favor de quitar el bloqueo a Cuba.

Destacó que Maduro le demostró al mundo que el modelo socialista económico venezolano si es el correcto y que ya el venezolano asumió que no puede vivir del rentismo petrolero.

Petro, Lula y Maduro

Bernal también hizo énfasis en el nuevo orden global, asegurando que el mundo va hacia una recomposición y eso implica un proceso de negociación y de respeto en América Latina, «que no tengo la menor duda va a estar liderado por esta triada, «Lula, Petro y Maduro», dijo.

«Hay un nuevo orden mundial que comienza a constituirse y hay una composición donde los pueblos están entendiendo que la derecha gobernó y destruyó la economía y dejo abandonada las clases sociales. Mientras que con la izquierda se fortalece la economía con la derecha se atrasa».

Explicó que EEUU perdió el control del planeta, aunque tenga la mayor fuerza militar ya no es posible un mundo unipolar y eso se evidenció en las elecciones de medio tiempo, «los resultados ponen muy mal a Biden y eso significa que ya comienza la campaña presidencial. Mientras EEUU va en decadencia nacen nuevas fuerzas como India, China, Rusia, Medio Oriente, vamos a ver un resultado y América Latina pudiera convertirse en una de esas fuerzas», dijo.

Gestión permanente del PSUV

El también miembro de la Dirección Nacional del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), destacó que el Partido además de ser una maquinaria electoral es un mecanismo de gestión permanente.

«Hoy somos el partido político mejor estructurado de Latinoamérica, hemos ido a un proceso interno sin complicaciones donde se movilizaron 4 millones de personas. El gobierno de Táchira tiene una orden precisa, todas las obras deben integrar a las Ubch y lo jefes de calle.

Afirmó que todas las solicitudes de las comunidades deben ser atendidas de inmediato, «el Partido se ha mantenido en el tiempo por el legado de Chávez, porque se siente que es escuchado y porque hay democracia interna. Somos el único partido donde tiene espacio la juventud, eso es garantía de permanencia», finalizó.