Sala Situacional

A principios del año 2019, la oposición retomó la iniciativa política y la mantuvo durante el primer trimestre, después de un largo período de inercia y desarticulación. La nueva estrategia insurreccional de este sector político contó con el respaldo abierto de los Estados Unidos, el Grupo de Lima y la Unión Europea .

Sin embargo, con todas las condiciones favorables para el éxito del plan, la oposición nuevamente fracasó. El intento fallido de golpe de Estado 30 de abril fue el punto de inflexión, que marca el fracaso de la estrategia y que deviene para el cierre del año en graves denuncias de corrupción entre copartidarios opositores, fracturas internas, etc.

Este hecho, aunado a la cohesión política de las fuerzas chavistas y la lealtad de la institución militar al orden constitucional, fueron dos factores claves para que el Gobierno de Nicolás Maduro preservara el poder político.

Con todo lo anterior, el escenario para el año 2020 se presenta con Estados Unidos enfocado en su proceso electoral interno, el denominado Grupo de Lima debilitado por la atención que los Gobiernos debieron prestar a las tensiones internas de sus países y la oposición desarticulada. El foco parece orientarse hacia las elecciones parlamentarias y una transición económica liderada por el Gobierno nacional en busca de una mayor apertura.