Nueva Asamblea
¿Por qué es importante elegir una nueva Asamblea Nacional?

El país encara este domingo 6 de diciembre un nuevo proceso electoral para definir los integrantes de la Asamblea Nacional que se juramentará el próximo 5 de enero de 2021. Se trata de renovar la institución que durante los últimos años tuvo un rol determinante en la estrategia de poder dual impulsada por Estados Unidos para lograr su propósito de cambio de Gobierno en Venezuela.

El objetivo no fue alcanzado, pero evidentemente la iniciativa potenció la crisis multidimensional que está vigente en la nación, con lo que se demuestra la importancia de una institución como el Poder Legislativo en la vida democrática del país. En ese contexto, la relevancia de la jornada comicial de este domingo.

No se trata de cualquier elección, sino de designar por vía del voto a los nuevos integrantes del parlamento, y con ello la posibilidad de redefinir un rumbo nacional con la participación plural de todos los sectores políticos, económicos y sociales. No obstante, como se ha evidenciado en los análisis que han acompañado a la campaña electoral, la abstención es uno de los enemigos más importantes a enfrentar, no solamente por el desgaste que enfrentan los liderazgos políticos en el país, sino por el ataque a la credibilidad de las instituciones, parte importante de la estrategia de asedio.

En ese sentido Hinterlaces.net entrevistó a expertos en diversas áreas, con el propósito de resaltar la importancia que tiene la participación para elegir la nueva AN en los más diversos ámbitos de la realidad venezolana.

Economía: Prioridad ineludible

El economista venezolano José Gregorio Piña considera que es de vital importancia votar, porque es «la única forma de que el Poder Legislativo no actúe como hasta ahora, contra los intereses del país, en lugar de propiciar mejores condiciones económicas para toda Venezuela». El experto considera que la actual AN ha auspiciado, impulsado y creado las condiciones para que se generen agresiones económicas, comerciales y financieras contra todo el pueblo venezolano que han agravado la situación económica de todos.

Piña Advirtió que en los 5 años anteriores no hubo ninguna ley y «los intentos que habían eran inconstitucionales con la búsqueda de derrocar al gobierno».

Agregó que entre los instrumentos legales que están en mora y que necesita la nación, el primero es un nuevo Código de Comercio, «el actual en su esencia es el mismo de la época de Antonio Guzmán Blanco, es anacrónico». Asegura que habría que debatir un nuevo código que contemple el comercio electrónico, incluya las criptomonedas, y los delitos informáticos, por mencionar algunos elementos cotidianos de la actualidad. De igual forma opina que se debe legislar sobre las distintas formas de propiedad que existen en el país, así como desarrollar todos los elementos contemplados en la Ley Antibloqueo.

También contactamos al economista Jesús Faría, para quien la economía es el punto número 1 de la agenda política nacional en los próximos años y en ese debate, la AN tiene una tarea fundamental, «enfrentar el bloqueo económico, principal causa de los problemas que aquejan a nuestro pueblo e impiden el desarrollo de nuestro país. Ahí se deben diseñar un conjunto de iniciativas que permitan, pese el bloqueo, retomar el crecimiento de nuestra economía.

Faría adelantó que del parlamento van a surgir dos líneas de acción muy relevantes, «estamos obligados a construir un nuevo modelo económico y eso requiere de un tinglado institucional, legal y un conjunto de condiciones políticas donde la AN tiene que dar un aporte sustancial. Ahí se tiene que dar el desarrollo de un modelo productivo, diversificado, que genere divisas distintas a las provenientes del petróleo, que se traduzca en el proceso de materia prima, la industrialización del país, que genere empleo y haga de nuestra economía una más soberana y menos vulnerable; pero además la nueva AN tiene que garantizar que los recursos disponibles en el país sean empleados de manera eficiente, la lucha contra la corrupción y el burocratismo tiene un alcance económico esencial».

Importancia política

Para el sociólogo Damián Alifa la «hiperpolarización política» que ha enfrentado el país durante 20 años, «ha afectado el tejido social, la economía y las instituciones. Creo que la institución más afectada por la polarización en estos últimos años ha sido la Asamblea Nacional. Porque es una institución para la coexistencia de los matices e interpretaciones de las fuerzas vivas del país».

Dicho esto, opina que con esta elección, hay una oportunidad para regenerar esta institución, «darle paso al resurgir de la política entendida como la disputa de visiones plurales y el acuerdo entre ellas para dirigir los destinos del país».

Añade que de lograrse un resultado que favorezca el pluralismo, este puede tener incidencia directa e indirecta en los problemas cotidianos que vive el ciudadano.

«El mundo está cambiando de manera acelerada por la pandemia y los nuevos enfoques sobre el futuro. Por su parte, Venezuela tiene que afrontar estos vertiginosos cambios en medio de una prolongada crisis económica y un bloqueo financiero. Sin dudas, requerimos de un proceso que permita abrir espacio a diálogos y acuerdos entre diferentes grupos políticos y sociales para encontrar soluciones a nuestros problemas y poder adaptarnos urgentemente a los cambios», puntualizó.

Geopolítica: defensa de la soberanía

Durante la campaña electoral, un tema de coincidencia entre la mayoría de candidatos que pudieron transmitir sus mensajes a través de los medios tradicionales y redes sociales, fue el rechazo al bloqueo económico y financiero que pesa sobre el país, liderado por Estados Unidos.

Incluso, fue tema central de los debates televisados que transmitieron los principales canales de la televisión nacional y la coincidencia en el rechazo a las medidas coercitivas norteamericanas, así como propuestas para hacerle frente, hacen suponer que el tema será primordial en la agenda legislativa que inicia en el año 2021.

Se trata fundamentalmente de un tema de soberanía, con incidencia en todos los ámbitos de la vida nacional. De igual forma, un parlamento electo con una cifra de participación elevada, termina de debilitar el mecanismo de poder dual encabezado por el diputado Juan Guaidó, que se queda sin su único piso real que es la Asamblea Nacional. No habría razones entonces para desconocer los recursos que el país tiene fuera de sus fronteras.

Jessica Sosa