Leopoldo Puchi
Leopoldo Puchi / Día a Día
Tiempo de lectura: 3 minutos.

Establecer un diálogo entre Venezuela y Estados Unidos e impulsar una negociación donde se puedan discutir diferentes variantes sobre la relación geopolítica de los dos Estados, son algunos de los planteamientos realizados por el analista político Leopoldo Puchi en torno a la relación entre ambos países. Así lo afirmó durante una entrevista con el sociólogo Oscar Schémmel en el programa Análisis Situacional, que transmite Globovisión.

En el plano de negociación entre los dos Estados tiene que producirse un armisticio, porque ese es el enfrentamiento más grande, las sanciones no las ha tomado un factor interno en Venezuela, o sea, un barco que no pueda partir o que no se pueda hacer una transferencia para una compra, eso es un asunto entre dos Estados, esos dos Estados tienen que negociar el estatus de Venezuela, pueden llegar a un acuerdo, un armisticio puede significar que Venezuela garantiza neutralidad frente un conflicto mundial”, señaló.

Agregó que «eso es una negociación particular, de Estado a Estado, ¿cómo va a ser la relación? ¿Va a ser una relación como la de Panamá? ¿Va a ser una relación como la de hace 40 años?”. Según Puchi, esas son las preguntas que ambos países deberían definir y desarrollar en una mesa de diálogo, si ésta llegara a concretarse.

Hay que negociar y no en el sentido de ceder sino de acordar y llegar a un acuerdo de cooperación y respeto, sin que necesariamente tenga que reintegrarse Venezuela o acoplarse al dispositivo geoestratégico estadounidense”, sentenció en analista.

Dos Estados y una lucha interna

De acuerdo con Puchi, existe una confrontación entre dos Estados, Venezuela y Estados Unidos, pero a su vez hay un conflicto interno por luchas políticas entres diferentes sectores, “se entremezclan, pero son dos dimensiones del conflicto (…) esta dimensión entre dos Estados tiene su propia razón de ser y la lucha interna es una lucha por proyectos y por el poder político en lo interno”, explicó.

A su juicio, la lucha de Estados Unidos contra Venezuela y la batalla política que ha dirigido la oposición venezolana van por caminos separados. Puchi considera que el principal objetivo de Estados Unidos es desmontar la Fuerza Armada venezolana, «EE.UU. tiene un objetivo geoestratégico, tiene interés en que Venezuela pertenezca al dispositivo militar, económico y político estadounidense; Venezuela es un país muy cercano y EE.UU tiene interés en que su estructura como Estado esté incorporada al dispositivo geoestratégico estadounidense”, recalcó.

La razón del gobierno de la Casa Blanca para tener en la mira a Venezuela es netamente geopolítica, aseguró. “El conflicto no es porque se nacionalizó una empresa o porque se realizaron programas sociales o porque hay una mala administración pública, sino la razón que enfrenta a los dos Estados es una razón geopolítica”, enfatizó el analista.

Lectura electoral

Según la visión de Puchi, la abstención registrada en los comicios legislativos del pasado 6 de diciembre es la expresión de un clima de desilusión.

“No podemos hablar solo de abstención en abstracto, es decir, hubo una abstención de naturaleza tradicional que es un 35% que no participa en los procesos legislativos, y en los diferentes segmentos que componen el universo político hubo abstención del lado del chavismo y del sector que suele participar de la oposición, o sea que había participado con anterioridad; y hubo abstención de un lado de la oposición que ha venido desarrollando un plan, digamos del tipo insurreccional, y que adoptó como lineamiento político la abstención”, expresó.

También destacó que otra porción de la oposición que se abstuvo lo hizo por un lineamiento político.

“Se recurre a esa táctica circunstancial, con una inercia de la estrategia insurreccional adelantada. Es un movimiento táctico que tampoco resulta exitoso, porque esa estrategia de estos dos años no funcionó. Digamos que el flujograma que se desarrolló fue para un derrocamiento”.

Esa última estrategia de abstención para un derrocamiento se desarrolla en un momento en el que hay un cambio de presidente en EEUU.

Recordó que la apropiación de fondos venezolanos por parte de otros países, las sanciones y la amenaza de intervención no han logrado el objetivo. “Se desconoce qué van a decidir en esta materia. Lo más lógico sería que digan: “Ya que no ha resultado, vamos a cambiar de método y de estilo”.

“Yo digo que el primer punto de flexibilización es restablecer las relaciones entre los dos países y entre los dos gobiernos. Hay un gobierno, hay dos gobiernos, sea malo, no te guste, pero para tener relaciones no hay que gustarse, es solamente aceptar que hay dos países y que cada país tiene un Estado y puede tener muchas críticas y observaciones uno a otros, pero puedes mantener relaciones, ese es un primer paso”, insistió Puchi durante la entrevista.

Prensa Hinterlaces

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here