A pesar de tener el número más grande de contagios por Coronavirus en el mundo, (podrían llegar al millón de contagiados en dos semana) y la posibilidad latente de una crisis sanitaria, Estados unidos no descansa en su agenda de injerencia. Este martes desde el departamento de Estado, se anunció desde temprano un paso más en la ofensiva para salir del gobierno de Nicolás Maduro.

En esta oportunidad, el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo, presentó un «Plan para la Transición Democrática» en el cual exigen se instale un gobierno de transición en el que no participen ni el actual presidente Nicolás Maduro ni el diputado Juan Guaidó a quien han promocionado como presidente encargado.

En el documento se plantea que la Asamblea Nacional apruebe una ley de un “Consejo de Estado”, que crea un Consejo de Estado que se convierte en el poder ejecutivo. Esta instancia debe convocar a elecciones presidenciales entre 6 y doce meses, todo esto y un conjunto de exigencias, a cambio del levantamiento de las sanciones económicas que pesan sobre el país.

Al respecto, Hinterlaces.net consultó con diversas voces del ámbito político nacional e hizo registro de algunas opiniones expresadas en redes sociales para ofrecer un panorama de lo que significa el planteamiento norteamericano.

El político y escritor venezolano Enrique Ochoa Antich, opinó que con este pronunciamiento, Estados Unidos demuestra su desconocimiento de la realidad venezolana y que cualquier modelo de transición, debe incluir a Maduro «que es quien ejerce el poder».

Ochoa Antich considera que «un principio esencial que debe tenerse en cuenta, y que se ha verificado en todas las transiciones pacíficas exitosas que en el mundo han sido, es que quien va a dejar el gobierno debe permanecer en el poder durante la transición, compartiéndolo».

La abogada Ana Cristina Bracho resaltó que «la nueva invención del Consejo de Estado no existe como una figura en la que pueda prescindirse de las autoridades legítimas del Poder Ejecutivo ni del Poder Legislativo«, pero aclaró que existe una figura con ese hombre, que se convoca para que el Jefe de Estado tenga una unidad de consulta existe en la Constitución, incluso ha sido convocado en el pasado.

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela

Añadió que se trata en Venezuela de «un organismo que el Jefe de Estado decide según su arbitrio convocar, para uno o más temas y que sus decisiones no tienen carácter vinculante ni su funcionamiento permanencia. Puede haber una sesión o puede permanecer en el tiempo si la cuestión lo amerita», puntualizó.

La Constituyentte María Alejandra Díaz opinó a través de un portal web venezolano que “Estados Unidos sigue en su empeño de lograr un gobierno de transición en Venezuela, pero mientras durante todo el 2019 y lo que iba de este año lo había hecho con la idea de colocar en el poder a su elegido, Juan Guaidó, ahora ha decidido prescindir de él. “Están sacrificando a su peón, lo ponen a un lado” .

No obstante, otros analistas consideran que se trata de la misma estrategia de salida de Maduro, solo que allana el camino para Guaidó, por otras vías

Guaidó reaccionó de inmediato a través de su cuenta en la red social Twitter

Al respecto, Francisco Torrealba jefe del Bloque de la Patria en la Asamblea Nacional dijo a Hinterlaces.net que el Gobierno de EEUU está demostrando «una absoluta improvisación en términos de su política para relacionarse con el Gobierno de la República Bolivariana de Venezuela que dirige el presidente Nicolás maduro (…) Un día ponerle precio a las cabezas de un Gobierno y un jefe de Estado y luego plantea una supuesta reconciliación».

El diputado Francisco Torrealba

Para Torrealba, el anuncio del departamento de Estado no es nada nuevo, salvo «que el cese del Gobierno que ellos han intentado por vía de golpes de Estado y de magnicidio, ahora se plantea por vías de un acuerdo y sin la figura de quién les ha resultado un ineficiente mandadero, pues no ha cumplido con lo que ha ofrecido, que es sacar al presidente Maduro en un tiempo que se le ha vencido una y otra vez».

Agregó que la nueva estrategia es «un nuevo error y obviamente un país libre, soberano que defiende su derecho a la libre autodeterminación y que no está dispuesto a permitir que se vulnere su soberanía por vía de imposiciones de Gobiernos de otros países, no puede sentarse a valorar adecuadamente esa postura». Calificó como un bochorno el hecho de que ahora las propuestas para resolver la crisis de los venezolanos, «ya sin disimulo las dicta en vivo y directo el departamento de Estado de EEUU sin preguntarle nada a la oposición».

También consultamos con Jacqueline Montes, especialista en comunicación política, opinión pública y gestión comunicacional de crisis, para quien esta propuesta es un chantaje. «Quieren gobernar sobre cadáveres. El discurso de Guaidó y su posición mantiene el tono de chantaje y oportunismo, que detrás tiene el sello de inhumanidad». Consideró que su único poder de negociación es el chantaje que permiten los organismos internacionales. No me imagino a ningún alto mando de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana parándose firme frente a Juan Guaidó», subrayó.

«Esto es un juego trancado, por ahora. Creo que la cosa se polarizará más«, dijo.

El político venezolano Claudio Fermín, escribió en un comunicado que «Mientras otros entrarán ahora en la nube fantasiosa de las instrucciones que les envían sus jefes Elliot Abrams, Pompeo y Trump, nosotros en Soluciones seguiremos trabajando con venezolanos, con todos los venezolanos, por el cambio político y económico que necesitamos. Queremos el cambio y trabajamos por ese cambio todos los días , pero un cambio en paz, un cambio para sacar al país adelante, no para hundirlo en el conflicto y en el odio. Esa es la agenda de Soluciones para Venezuela».

Al momento de finalizar la redacción de esta nota, el Gobierno nacional emitió un comunicado en el que rechaza la propuesta norteamericana y califican sus acciones como miserables, por tratar de «sacar ventajas geopolíticas en medio de la más pavorosa pandemia mundial».

Jessica Sosa