Los marchistas entusiastas comienzan a llegar de manera progresiva, después de las 10 de la mañana, pero hasta pasadas las 11:30 la convocatoria no cuajaba. La oposición fue convocada a este punto por el diputado Juan Guaidó, para presentar un pliego nacional de conflicto, un documento presentado por un sector de la dirigencia opositora, para retomar la vía de las protestas de calle.

Cerca de mediodía, Guaidó llega al punto de convocatoria, da unas instrucciones con un megáfono y sale con rumbo al centro de la ciudad para aprobar el documento en la sede del Palacio federal Legislativo. La Asamblea Nacional, presidida por Luis Parra no convocó sesión para este martes. Las autoridades del municipio Libertador advierten que la movilización no tiene permiso para llegar al centro, lugar donde el chavismo convocó otra marcha.

Pasado el mediodía, la movilización opositora alcanza su máxima convocatoria: son unas 4 cuadras y media llenas de gente y a partir de ahí, simpatizantes de este sector desperdigados, algunos se retiran, otros se quedan en esquinas, van con marcha lenta.

Por lo general, la marcha es silenciosa, transcurre entre diálogos grupales, de pronto irrumpe una consigna: «¿Quiénes somos? ¡Venezuela!. ¿Qué queremos? ¡Libertad!» y retoman lo suyo. En medio de la movilización, unos se quejan de que la convocatoria es floja, otros se sorprenden porque pensaron que sería menor. El equipo de Hinterlaces.net recogió algunos testimonios en la avenida Francisco de Miranda, con el interés de saber por qué marchan.

Foto de la movilización opositora

«Porque quiero democracia en el país, porque quiero que salga el Presidente, que no es ningùn presidente sino un usurpador, quiero libertad, quiero medicina, quiero salud, quiero poder circular por otros países con tranquilidad quiero que la gente que se fue vuelva y que los niños no se mueran de hambre», dice María Hidalgo.

Algunos marcharon, aunque manifestaron su descontento con la dirigencia opositora

El mensaje de dos marchistas para la dirigencia de oposición

Tirso Cocho camina por la avenida Francisco de Miranda ondeando una bandera de Acción Democrática. Proviene de La Vega. Al ser consultado sobre sus motivos para movilizarse, explica, «estamos marchando por el país para que mejore la situación política, económica y social que tenemos por eso estamos en esta marcha porque queremos dejar un futuro mejor a nuestros hijos y nietos».

Tirso Corcho, militante de AD en la marcha opositora

La punta de la marcha entra a la avenida Francisco Solano alrededor de la 1 de la tarde. Guaidó afirma a través de un megáfono que el objetivo era unirse y que ya no irán al centro, sino a la Plaza Alfredo Sadel en Las Mercedes, para iniciar una sesión de la Asamblea Nacional. En medio de su discurso, dentro de la marcha salen botellas y piedras hacia el contingente policial, que responde de inmediato con gases lacrimógenos y la movilización cambia de rumbo.

En el video se escucha cuando un policía informa a su superior que les están lanzando piedras.

Al retiro de la marcha, emprende la vanguardia un diminuto contingente de adolescentes encapuchados, con piedras, botellas, morrales cargados y escudos. Minutos después, se posicionan en diversos puntos y se enfrentan a los cuerpos de seguridad, quienes los repelen con bombas.

En medio de la marcha, un grupo de adolescentes encapuchados, con morrales, escudos, y piedras

La movilización se divide en tres partes: una acata el cambio de rumbo y continua hasta la plaza Alfredo Sadel. Otra, termina la jornada tomando cafés y cocadas en comercios de Chacao y la más pequeña termina entrampada en el planteamiento violento.

El chavismo, otra historia

Movilización del chavismo desde Plaza Morelos hasta el Palacio Legislativo

En el centro de la ciudad, específicamente en la plaza Morelos, el chavismo se concentra desde horas de la mañana, la convocatoria es amplia y se pliegan estudiantes, obreros, trabajadores de diferentes instituciones, integrantes de misiones sociales, todos reclamando por una misma afectación: las sanciones económicas de Estados Unidos contra el país.

El equipo de Hinterlaces.net llega caminando, el acceso es difícil debido a la cantidad de personas. La gente baila, lleva banderas o carteles; concentrados esperan el momento de iniciar la movilización, aunque están allí por un reclamo ante quienes arremeten contra la economía del país, el ambiente es de alegría.

Canciller de Venezuela, Jorge Arreaza

El canciller de la República, Jorge Arreaza toma la palabra desde una tarima y señala que la agresión viene de manera directa del gobierno de Estados Unidos, para él estas «medidas coercitivas» hacen un gran daño a los Derechos Humanos del pueblo venezolano.

«Las Sanciones son un crimen y afectan a todos los venezolanos y venezolanas. No es a un grupo. Es un ataque sistemático, masivo y generalizado. Cada dos semanas van aplicando nuevas medidas«, recalca ante la multitud. «No podemos perder el rumbo, hagan lo que hagan, ustedes vieron cómo atacaron los galpones del CNE y quieren provocar actos de terrorismo. En el Comando Sur de EEUU se reúnen presidentes de Colombia, Brasil y militares en contra Venezuela», advierte y llama a los presentes a no perder el objetivo: «La Paz».

Estudiantes de la Universidad Nacional Experimental de las Fuerzas Armadas (Unefa)

En este mismo sentido, se orientan los testimonios de quienes colmaron las calles del centro de Caracas, entre ellos Jesús Peña, «rechazamos las sanciones de EEUU porque son un crimen de lesa humanidad, son ilegales y son injustas porque asfixian nuestra economía. Nos señalan como un país que atenta contra la seguridad del mundo, pero Venezuela es un país democrático, que está decidiendo avanzar a través de la organización entre el Estado y las instancias comunitarias y no nos perdonan eso. Cada país tiene su autonomía, y autodeterminación y nosotros estamos exigiendo que nos respeten eso«.

Por su parte, la docente Ana Cristina destaca que todos todos los sectores se ven afectados, en el caso de los estudiantes las becas, los proyectos de investigación y la inversión en las instituciones educativas son las más afectadas, a su criterio las sanciones afectan de manera directa el futuro de la nación petrolera.

«El responsable es Guaidó, pero no vamos a permitir que sigan haciéndonos daño. Yo les digo que dejen las agresiones y ese odio. Deben unirse a nosotros, no seguir haciendo el daño que nos hacen pidiendo intervención o que vengan fuerzas extranjeras a dañar nuestro país».

Milicia Bolivariana se sumó a la marcha para exigir cese a las sanciones económicas

Ambos recorridos, realizados por el equipo de Hinterlaces.net permiten determinar que aunque desde dos trincheras distintas, el pueblo venezolano exige lo mismo: acceso a los alimentos, salud, medicinas, estabilidad política y paz.

Unos responsabilizan al Gobierno del presidente de Nicolás Maduro, otros argumentan que la causa son las más de 300 sanciones que Estados Unidos ha emprendido contra el país. Sin embargo, la solución a este conflicto puede construirse desde el diálogo, de manera soberana y nacional. ¿Estará la dirigencia política a la altura de estas solicitudes?

Emily Caro / Jessica Sosa