La mediática nacional e internacional ha enfilado sus cañones contra los diputados que se rebelaron contra el diputado Juan Guaidó. Además de ser sancionados por Estados Unidos, Todo tipo de señalamientos han circulado en su contra.

Se les acusa de corruptos y de haber sido pagados y manipulados por el Gobierno del presidente Nicolás Maduro para socavar el ya menguado liderazgo del ex presidente del parlamento. Muy poco se ha publicado respecto a las razones que argumentan, por las cuales protagonizan lo que hoy llaman «la rebelión de las regiones».

Se trata de al menos 31 diputados de diferentes organizaciones políticas opositoras, principalmente Primero Justicia, provenientes de las regiones del país. Su descontento tiene tres causas fundamentales: el fracaso de las estrategias trazadas por el diputado Juan Guaidó quien presidió el parlamento el año pasado, los notorios hechos de corrupción de los que se señala a los diputados que dirigen el llamado G4 y las inequidades en la repartición de los dineros que a ese pequeño sector dirigente, le ha ingresado por diferentes vías.

El descontento comenzó desde que se evidenciaron los primeros fracasos políticos de Guaidó en el año 2019. José Brito, dirigente de PJ en el estado Anzoátegui, manifestó su descontento ya el 24 de febrero con algunas promesas incumplidas.

Sobre estos temas, Hinterlaces.net entrevistó de manera breve al diputado José Brito, quien ha liderizado la denominada rebelión de las regiones y quien estuvo encargado de proponer una directiva distinta a Guaidó para el año 2020. La entrevista se desarrolló luego de la sesión del 7 de enero, en medio de forcejeos entre el sector opositor que apoya a Guaidó y la fracción que hoy preside el Poder Legislativo.

Corrupción y fracaso del mantra

Brito expresa que a principios de 2019, el sector de parlamentarios que hoy lidera el descontento contra Guaidó, apoyó incluso la iniciativa de su autoproclamación como presidente interino y el mantra de «cese de la usurpación, gobierno de transición, ellecciones libres». Sin embargo, sostiene que «es evidente que la estrategia fracasó» y que se debe abrir paso a otros liderazgos.

¿Qué pasa si por alguna razón, la Asamblea Nacional sigue bajo el liderazgo de Guaidó?

La Asamblea Nacional ya tiene su directiva. Continuar Guaidó al frente de la del parlamento, significaba lo mismo, misma fórmula, mismos resultados. Qué es lo que puede pasar: siguiendo a convocatorias parlamentarias solamente para justificar el dineral que le sacan a diversos países, robándose los reales como se los robaron en El Cucutazo, dando ordenes de que le metamos gavetazos a eso y que los que denunciemos terminemos siendo señalados.

Nosotros no solamente sabemos tenemos los votos sino que tenemos mucho más que eso, una conciencia clara de para dónde debería ir el país. No creemos en batallas finales. Aquí tenemos que construir un día tras otro, a Venezuela debemos reinstitucionalizarla.

Pero usted también está señalado por graves hechos de corrupción

Todo eso es producto de un sicariato mediático, los señalamientos a los cuales hacen alusión son de los años 2016, 2017 y 2018. Yo en el año 2016 formé parte de la Comisión de Energía y Petróleo, en el 2017 estuve en Cultos y Régimen Penitenciario y 2018 fui vicepresidente  de la comisión de Política Exterior, años por cierto donde quien hoy entrega la directiva de la Asamblea Nacional, firmó cartas exonerando empresarios no se con qué intenciones. Freddy Guevara y Freddy Superlano lo hicieron también. Pero cuando se enteraron que nosotros no íbamos a silenciar lo del cucutazo, que denunció el doctor (Humberto) Calderón Berti, cuando se conoció la estafa que cometieron en Monómeros, decidieron ir contra nosotros.

Lo que si es cierto aquí, es que ese sector convirtió el bloqueo estadounidense en un negocio muy rentable para sus bolsillos. le decían a los empresarios, si no te pones a derecho con plata, te sale sanción. Es decir, convirtieron las sanciones en un mecanismo de extorsión. Nosotros denunciamos eso. Yo creí en Juan Guaidó y fui a comentarle esta irregularidad; nos dimos cuenta después que le estábamos denunciando la corrupción al jefe de la mafia y nos preguntamos en manos de quién estábamos. Eso es una de las causas de nuestra posición en este momento.

¿Alguna vez hubo tanta sombra de corrupción sobre el parlamento nacional?

No se si hubo antes tanta corrupción, pero es primera vez que se conoce de manera tan escandalosa como ésta, porque hay hechos públicos, notorios y comunicacionales. Por ejemplo, la Usaid ha dicho que ha enviado alrededor de 400 millones de dólares en ayuda humanitaria y dicen que esos recursos no los manejó directamente Guaidó. En su momento presentaré los informes respecto a algunas fundaciones y quiénes las manejan. Hay familiares directos, nexos consanguíneos de Guaidó, como dirigentes en esas fundaciones.